Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

11 Famosos cuyo salto a la fama fue más accidental que romper los platos

Existen personas que nacen y saben exactamente a qué quieren dedicarse el resto de su vida, otros deciden llegados a la adultez, pero es también común decidir algo, ver una señal y dar un giro en U que nos lleva a una dirección totalmente diferente. Tal fue el caso de algunos de los rostros más conocidos del estrellato que, por cosas del destino y ni siquiera por voluntad propia en ciertos personajes, terminaron compartiendo sus talentos con las cámaras y el mundo.

1. Natalie Portman le dijo a un cazatalentos “No quiero ser modelo, quiero actuar”

A sus 11 años, después de sus clases de baile, Natalie fue a una pizzería. Ahí se encontraba un agente de Revlon al que le pareció que Portman era la imagen perfecta para uno de sus productos. Intentó presentarla a agentes de modelaje, pero ella dijo: “No quiero ser modelo, quiero actuar”, logrando que estas personas la conectaran con agentes de actuación. De esta manera comenzó su carrera, obteniendo grandes papeles en Star Wars, Thor y El cisne negro, trabajo por el cual ganó un Óscar.

2. Nick Jonas fue descubierto al cantar en una peluquería

Antes de que los hermanos Jonas se convirtieran en un icono de Disney Channel, a sus 6 años, en 1999, Nick Jonas acompañó a su mamá al peluquero. Mientras ella se hacía el cabello, Nick se puso a cantar. Por coincidencia, un agente estaba cerca y vio en él a una estrella. Gracias a eso, comenzó a participar en shows de Broadway, como La Bella y la bestiaLos miserables.

No fue hasta 2005 que el cantante unió fuerzas con sus dos hermanos para crear la banda Jonas Brothers. Con esta, comenzaron a dispararse al estrellato, eventualmente teniendo su propio programa y formando parte de los listados de mejores discos en Estados Unidos.

3. Keira Knightley fue parte de un elenco por su gran parecido a Natalie Portman

Keira Knightley estaba interesada en la actuación desde que era joven, e incluso había participado en ciertos comerciales. En una ocasión, algunos agentes de casting le encontraron un gran parecido con la actriz Natalie Portman, por lo que se volvió su doble para la película Star Wars: Episodio I — La amenaza fantasma. Aunque ser un doble puede no sonar tan impresionante, fue lo que la ayudó a saltar al reconocimiento y a comenzar a hacer una carrera con su propio rostro.

4. Chris Pine no buscaba ser actor, a pesar de que gran parte de sus parientes lo han sido

El actor de El diario de la princesa 2 y Star Trek siente que su fama llegó de manera totalmente accidental, ya que él no la buscaba. Pine nació en una familia de puros actores, desde su padre hasta su abuela, y creció en Los Ángeles. Tenía las herramientas para llegar al estrellato desde la cuna, pero, de todos modos, esto no era algo que él anhelaba.

En una entrevista, Pine afirmó: “Ni siquiera siento que elegí esto. Simplemente empecé a hacer teatro en la universidad, y entonces me fui a Los Ángeles y conseguí un agente. Es algo que rodó como una bola de nieve muy lenta hasta donde estoy ahora. Es muy extraño”. Aun así, amamos tanto a sus personajes que agradecemos que esta carrera haya llegado a él.

5. Anya Taylor-Joy estaba paseando a su perro

Un día, cuando la actriz tenía 16 años, se encontraba paseando a su perro en un parque. La diferencia de esa jornada fue que Anya tenía una fiesta a la que asistir esa noche, en la que tendría que usar tacones, por lo que decidió dar el paseo con esos zapatos. En su caminata, una camioneta negra empezó a seguirla, algo que inicialmente la asustó.

En una entrevista mencionó: “Pensé ’Oh, no hay manera de que ese carro me esté siguiendo a mí’, pero así era. Comencé a correr y este hombre sacó su cabeza por la ventana y dijo ’Si te detienes, no te arrepentirás’. Extrañamente, sí me detuve”. El sujeto resultó ser un cazatalentos que la invitó a trabajar como modelo, camino que la llevó a actuar. Aun así, tengamos en mente que nuestra seguridad es primero, y, como Anya hizo en su momento, hay que investigar que la información sea verídica antes de asistir a cualquier oportunidad.

6. Heo Sung-tae solía ser “El rey de las ventas por televisión”

El actor de El juego del calamar es graduado en Idioma ruso y Cultura, y trabajaba para una gran empresa en marketing; incluso era llamado “El rey de las ventas por televisión”. Se convirtió en actor porque una vez vio un comercial en la televisión llamado “Audición milagrosa”. Aplicó al show y lo aceptaron, y, gracias a su gran talento nato, ganó el quinto lugar en el programa.

Antes no había tenido ni una sola experiencia en la actuación y tampoco mucho interés. Los jueces del programa alabaron mucho su talento, cosa que lo motivó a empezar su carrera como actor, aprendiendo de imitar a comediantes de la televisión. En una entrevista mencionó: “Me convertí en actor porque los jueces me felicitaron. Si un solo juez me hubiera dicho que no era bueno, no me habría convertido en actor”.

7. Billie Eilish grabó Ocean Eyes para su maestra de baile

A sus 13 años, su profesora de danza le pidió que escribiera una canción para un baile coreografiado. Con la ayuda de su hermano, Eilish grabó Ocean Eyes, que subió al popular sitio de transmisión de música SoundCloud. La sorpresa llegó cuando, al día siguiente, descubrió que su canción ya era viral. El resto es historia.

8. Matthew McConaughey se encontró a un productor en un bar

El actor estaba en un punto de su vida en el que ya estaba interesado en la actuación; incluso se encontraba estudiando cine en Australia, pero no sabía cómo avanzar. Un jueves, su novia de aquel momento le dijo que fueran a un bar a celebrar el fin de semestre. McConaughey no se encontraba tan interesado, pero al final accedió. Por coincidencia, en el bar al que decidieron ir se encontraba Don Phillips, un director de casting reconocido de la industria.

El ahora ganador del Óscar decidió ir a presentarse y pasar el rato con el productor. Unas risas después, a Phillips le agradó tanto Matthew que lo llevó a conocer a Linklater, el director de un nuevo proyecto en el que estaba trabajando, la película Rebeldes y confundidos. Al principio, Linklater lo vio demasiado apuesto para el trabajo, pero McConaughey se dejó crecer el cabello y el bigote, demostrando lo determinado que es. Así ganó su primer gran papel en pantalla.

9. Mandy Moore fue descubierta por un empleado de paquetería

A sus 13 años, Mandy Moore ya sabía que se quería dedicar a la música, y se encontraba en un estudio de Orlando grabando un demo. En ese momento, un empleado de paquetería llegó para entregar un pedido y la escuchó. Por suerte para Moore, este hombre tenía un amigo trabajando en una de las disqueras más grandes del mundo, y le habló de ella. Así se fue pasando la voz, hasta que la cantante y actriz firmó un contrato con tal compañía.

10. Yalitza Aparicio quería ser maestra

El director Alfonso Cuarón, al preparar la película Roma, buscaba a una actriz que llenara los zapatos del personaje de Cleo, ya que estaba basado en la niñera que lo cuidó y crio, Libo. Hizo una búsqueda exhaustiva, pero la persona perfecta no llegaba a él. El llamado de casting llegó hasta la comunidad de Aparicio, pero, al principio, ella no estaba interesada en realizarlo. Yalitza originalmente buscaba ser maestra, y para eso estaba estudiando.

Su hermana era la que originalmente estaba interesada en asistir a la audición, pero no pudo, así que convenció a Yalitza de que ella la realizara. Así llegó a las manos de Cuarón el videocasting de la chica. “Fue inmediato. Estoy hablando de Libo. La he conocido toda mi vida. Conozco sus cualidades. Conozco su trato. Conozco esa sonrisa. Fue una de esas veces en las que conoces a alguien (a Yalitza) y dices: ’Por favor, espero que ella diga que sí’”, dijo Cuarón en una entrevista.

11. Brad Pitt planeaba ser periodista

Brad Pitt estudiaba periodismo durante su juventud, pero abandonó la universidad dos semanas antes de graduarse, después de ver a sus compañeros prepararse por la vida laboral y sentirse emocionados por ello, cosa que no era su caso. Se mudó a Los Angeles y realizó trabajos aleatorios para sobrevivir, como mascota en una cafetería.

Entre otros empleos extraños y sus clases de actuación, Pitt logró conseguir un agente que le consiguió roles pequeños que construyeron sus cimientos, y el resto, como dicen, es historia.

¿Cómo han cambiado tus metas en la vida? ¿Y cuáles fueron las razones?

Ahora lo vi todo/Datos curiosos/11 Famosos cuyo salto a la fama fue más accidental que romper los platos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos