Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

20 Recomendaciones y secretos que quizás quieras considerar en tu próximo vuelo

Pocas cosas se nos ocurren con tantos protocolos y lineamientos como volar. El piloto y los sobrecargos tienen la enorme responsabilidad de que todos a bordo lleguen sanos y salvos a sus destinos, por lo que no es una exageración que se nos pida hacer caso a tantas indicaciones. ¿Te habías preguntado por qué es tan importante no cerrar las persianas o colocar tu equipaje en el lugar designado? Puede ser más importante de lo que te imaginas.

Mientras permaneces sentado

  • Si la azafata te pide que abras la persiana antes de cada despegue y aterrizaje, hazlo. El tema es que en estos lapsos cruciales eres “sus ojos” a las condiciones de afuera y puedes avisar a la tripulación que algo está pasando.
  • Si te molesta el asiento reclinable de otro pasajero, no empieces una discusión o involucres a la azafata. Todos tienen derecho a estar cómodos y para eso están diseñados esos asientos. Si planeas reclinar tu asiento, ten en cuenta a los demás pasajeros y da el mismo respeto que pretendes recibir de los demás.
  • No toques a los asistentes de cabina para llamar su atención. Se siente como una invasión del espacio personal, y ellos ya están muy ocupados. Solo presiona el botón de llamada y di “disculpe” si necesitas algo.
  • No le pidas a los asistentes de vuelo que se lleven tu basura, a menos que estén caminando por ahí recogiéndola a propósito. Simplemente no tendrán donde ponerla y los distraerás de servir a otros pasajeros.

Cuando la naturaleza llama

  • No descargues el inodoro mientras estés sentado en él. La succión que se crea puede meterte dentro del inodoro, por lo que quedarás completamente atascado. Un asistente de vuelo recordó que esto ocurrió una vez y dijo que no fue fácil sacar a la persona: “El mantenimiento vino al rescate y quitó el asiento del inodoro, lo que liberó al pasajero. Por humillante que fuera para el pasajero, nosotros, como asistentes de vuelo, nos quedamos sin palabras”.
  • No tires los pañales en el inodoro, hay una bolsa de basura para eso. Un pañal puede atascarse y hacer que el baño no esté disponible para otros pasajeros.

Mascotas a bordo

  • No intentes meter a escondidas a tu mascota en un avión. Los asistentes de vuelo u otros pasajeros lo notarán y te acompañarán fuera del avión, sin preguntas.
  • Si tienes alergia a las mascotas, no puedes exigir a la tripulación que eche al animal y a sus dueños del vuelo. Debes asumir que tu vuelo tendrá un pasajero con una mascota, así que siempre lleva contigo tu medicamento para la alergia. En casos severos, la aerolínea intentará acomodarte lo más lejos posible del animal o colocarte en el próximo vuelo disponible.

Manejo de equipaje

  • Quítate la mochila cuando subas al avión. Tu abultada mochila podría lastimar a alguien, incluyendo a la misma azafata: “Se nos paga hasta que se cierran las puertas del avión, y antes de eso, cualquier lesión o accidente no nos otorga cobertura médica”.
  • Si tu equipaje de mano cabe bajo el asiento de enfrente, no lo pongas en el espacio superior, ya que, al hacer eso, solo obstruirás el camino y crearás una fila de gente esperando entrar o salir del avión.

Viajar con niños

  • No esperes conseguirle a tu hijo un asiento gratis. Si compras solo un pasaje, tu hijo debe permanecer en tu regazo por el resto del vuelo. De hecho, es ilegal que lo sientes en un asiento vacío porque así lo quisiste. Un asistente de vuelo podría ayudarte, pero solo si el vuelo no está lleno.
  • Si a tu hijo le gusta beber leche, asegúrate de comprarla de antemano. La mayoría de las aerolíneas no llevan leche a bordo, por lo que es posible que el asistente de vuelo no pueda ayudarte en eso.
  • No le cambies el pañal a tu bebé sobre la bandeja de asiento del avión. Aparentemente, esto sucede más de lo que debería y los asistentes de vuelo tienen que recordarle a la gente que lleven a sus bebés al baño, sin importar lo incómodo que sea.
  • No les pidas a las azafatas que vigilen a tus hijos mientras usas el baño. No pueden asumir este tipo de responsabilidades, especialmente cuando pueden ocurrir turbulencias en cualquier momento.

Necesidades especiales

  • No pidas comida sin gluten ni ningún otro tipo de comida especial cuando ya estés en el avión. Si tienes restricciones dietéticas, debes ocuparte de eso de antemano. Las azafatas no están a cargo de la preparación de las comidas, solo entregan lo que viene empaquetado.
  • Las azafatas no pueden proporcionarte ningún tipo de medicamento, así que ni te molestes en preguntar. Anticípate a tus propias necesidades antes de abordar el avión.
  • Los asistentes de vuelo no pueden solicitar al aeropuerto de destino hacer esperar a tu vuelo de conexión. Un asistente de vuelo afirma que la gente le pide eso todo el tiempo, pero ni siquiera el piloto puede conceder ese deseo.
  • No puedes hacer que nadie cambie sus asientos. Si deseas sentarte con tu compañero pero la otra persona no quiere cambiar su lugar, no involucres a un asistente de vuelo en eso. No obligarán a un pasajero a tomar otro asiento solo para complacerte.

Consejos generales

  • Aunque es tentador sentarte en el frente, no lo hagas (a menos que tengas un vuelo breve). Las filas traseras reciben mejor servicio porque las azafatas están mucho más cerca de ti. La tripulación incluso reveló que a veces ignoran las llamadas desde el frente de la clase económica.
  • Tal vez quieras evitar beber agua potable o incluso té o café a bordo. Las azafatas personalmente evitan el agua caliente en los aviones porque los conductos de agua nunca se limpian.

¿Qué has estado haciendo mal durante tus vuelos anteriores?

Imagen de portada withGod / Shutterstock
Ahora lo vi todo/Datos curiosos/20 Recomendaciones y secretos que quizás quieras considerar en tu próximo vuelo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos