Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

15+ Tips prácticos que pueden ayudar a alargar la vida de los artículos del hogar

Por lo general, el concepto de “ahorro” está asociado al dinero: guardar moneditas en el cerdito, abrir una cuenta en el banco y dirigir fondos a un objetivo en específico, etc. Pero, ¿y si lo asociáramos a algo más simple? El maravilloso mundo del internet está lleno de atajos caseros hacia la conservación de los artículos de uso diario, lo que reduce nuestros gastos, ya que puede salvarnos de comprar aún más cosas, o al menos disminuir la frecuencia en que lo hacemos

En Ahora lo vi todo nos pusimos en modo adulto para tomar nota de consejos que ayuden a que nuestros objetos duren más de lo anticipado.

1. Agrega un poco de sal a las velas para prolongar el tiempo de combustión

Por extraño que parezca, agregar un poco de sal a la cera tibia después de apagar una vela puede ralentizar el proceso de combustión. Extiende uniformemente una pizca de sal, usa un palillo de dientes o un palillo para revolver y tu vela favorita debería durar más tiempo la próxima vez que la uses.

2. Aprieta el papel higiénico para darle más fricción al rollo

Aplastar el papel higiénico o el rollo de toallas de papel le da una forma ovalada, lo que dificulta su rotación. Con los rollos normales de forma circular, es fácil sacar una gran cantidad de papel a la vez y, por lo general, la gente no enrolla de regreso el exceso de papel.

  • Consejo: fingir que es el último rollo de papel puede hacerte más consciente de cuánto usas.

3. Prolonga la vida útil de las esponjas evitando limpiar las superficies que estuvieron en contacto con la carne cruda

Muchos expertos en salud dicen que las esponjas que se usaron para limpiar las superficies que estuvieron en contacto con la carne cruda deben desecharse. Esto no significa que debas comprar una esponja nueva cada vez que limpies tal desorden. En su lugar, usa un aerosol antibacteriano y toallas de papel para limpiar la tabla de cortar. Esto te mantendrá a salvo de gérmenes mortales y ayudará a prolongar la vida útil de tu esponja de cocina.

  • Consejo adicional: en lugar de dejar la esponja en el fondo del fregadero, consigue uno de esos porta esponjas que cuelgan sobre la superficie para que la esponja esté seca todo el tiempo. La humedad corroe la esponja, por lo que mantenerla seca es clave para que dure más.

4. Curar tu sartén antiadherente puede hacer que dure años

La mayoría de las recetas deliciosas requieren un poco de aceite, pero usar aceite también puede tener un efecto positivo en tus ollas y sartenes antiadherentes. El aceite ayudará a llenar los pequeños huecos o poros en la sartén, haciendo que la superficie quede completamente lisa y uniforme. Así es cómo hay que hacerlo:

  1. Lava la sartén con agua tibia y jabón.
  2. Sécala bien con una toalla de papel o un paño de cocina.
  3. Agrega una cucharada de aceite y frota el fondo y los bordes de la sartén.
  4. Calienta durante unos 60 segundos.
  5. Retira la sartén del fuego y deja que se enfríe.
  6. Limpia el exceso de aceite.
  7. Ahora tu sartén está lista para ser expuesta a altas temperaturas sin dañarse.

5. Sacude las toallas después de lavarlas para mantenerlas esponjosas

Cuando termines de lavar las toallas de mano y de baño, sacúdelas antes de doblarlas y guardarlas. Mejora la absorbencia, mantiene su fibra esponjosa, les da una sensación lujosa y hace que duren más de lo planeado.

  • Consejo adicional: evita lavar demasiadas toallas a la vez. En cambio, clasifícalas en grupos según el color, el tamaño y qué tan sucias estén. Esto creará más espacio y permitirá que las toallas se enjuaguen correctamente, sin que queden gérmenes ni impurezas en la tela, lo que prolongará su vida útil.

6. Para asegurarte de que tu harina se mantenga fresca durante meses, guárdala en el congelador

La harina no es uno de esos artículos comestibles que tienen una larga vida útil, pero para que se mantenga superfresca no es suficiente almacenarla en una despensa fresca y seca. La mejor manera de lograr eso es colocar la harina en una bolsa o recipiente hermético y guardarla en el refrigerador o congelador.

Lo primero que debes hacer después de comprar una bolsa nueva de harina es colocarla en el congelador y mantenerla allí durante 2 días. La temperatura fría matará cualquier germen que ya haya estado en la harina cuando la compraste.

7. No dejes las afeitadoras en la ducha si quieres usarlas por mucho tiempo

Según los expertos, un ambiente húmedo y cálido es el peor lugar posible para guardar tus afeitadoras. No solo puede oxidarlas, sino que también puede causar erupciones y problemas en la piel. Entonces, para que las hojas duren más, usa una toalla limpia para secar las afeitadoras después de cada uso y guárdalas en un lugar seco fuera de la ducha.

8. Mantén los frascos boca abajo para evitar el crecimiento de moho

Descubrir que tu mermelada favorita se ha echado a perder antes de la fecha de caducidad puede estropearte el día. Para asegurarte de que esto no suceda, mantén los frascos boca abajo para crear un espacio de vacío que prevendrá o ralentizará el crecimiento de moho.

9. No tires los suéteres encogidos

En realidad, hay una solución fácil para este desastre que le puede pasar a cualquiera. Para revertir un suéter encogido, simplemente sumérgelo en una mezcla de acondicionador para el cabello y agua tibia y déjalo reposar durante unos 30 minutos. El efecto suavizante del acondicionador para el cabello ayudará a aflojar la tela, permitiéndote estirar el suéter a su tamaño original. No olvides hacerlo suavemente para evitar estirarlo demasiado.

10. Espolvorea un poco de bicarbonato de sodio en tu sofá para conservar la tela

Este pequeño y práctico truco te ayudará a ahorrar dinero al contratar de un profesional para limpiar tu tapicería. Simplemente, espolvorea una buena cantidad de bicarbonato de sodio en el sofá y déjalo reposar durante unos 30 minutos. Pasado el tiempo, retira el exceso de bicarbonato de sodio con la aspiradora. El bicarbonato de sodio romperá algunas manchas y liberará los olores de la tela. Hacer esto de vez en cuando mantendrá tu sofá agradable y fresco.

11. Limpia la pantalla de tu laptop con toallitas para lentes

Saber cómo limpiar adecuadamente las superficies sensibles, como la pantalla de una computadora portátil, puede hacer que se vea brillante y nueva durante mucho tiempo. Usa toallitas para anteojos para eliminar huellas dactilares, manchas de grasa y residuos sin dañar ni eliminar el delicado revestimiento de la pantalla. Las toallitas envueltas individualmente también son excelentes para las personas que viajan y necesitan una limpieza rápida.

12. Hay una forma de mantener el pan fresco durante meses

Al contrario de lo que algunos pensaríamos, el refrigerador no es el mejor lugar para evitar que el pan se ponga rancio, en realidad es todo lo contrario. En su lugar, colócalo en una bolsa o recipiente hermético y ponlo en el congelador, donde puede durar hasta 3 meses.

13. Sácale brillo a tus zapatos

Utilizando un cepillo de dientes viejo y un poco de pasta de dientes blanca (la de color puede generar manchar en lugar de removerlas) puedes dejar tus viejos zapatos como nuevos. Aplica la pasta en un cepillo de dientes y luego trabaja en los puntos sucios. Deja la pasta en las zapatillas durante unos diez minutos y luego retírala con una toalla húmeda. Repite el proceso si lo consideras necesario. Por favor, no usarlo en zapatos de material de gomaespuma o cuero.

14. Aumenta la eficacia del limpiaparabrisas

Los limpiaparabrisas tienen fama de secarse y agrietarse rápidamente. Para prolongar su vida útil, sumerge un trapo limpio en un limpiacristales líquido (incluso agua jabonosa puede funcionar, si no tienes este ingrediente). Una vez hecho esto, limpia con un pedazo de tela limpio por toda la longitud de las escobillas. Verás los resultados en el trapo y podrías ver mucho mejor a través del parabrisas cuando llueva.

15. Salva tu par de gafas flojas

Si tienes tornillos que no se mantienen en su sitio, agrega una fina capa de esmalte de uñas en los tornillos para evitar que se suelten. Retiralo, píntalo con el esmalte de uñas y vuelve a atornillarlo. El esmalte de uñas crea fricción y rellena todos los espacios vacíos para mantenerlo en su sitio.

16. Revive marcadores

Para devolver la vida a un marcador permanente, puedes remover la parte trasera del rotulador y depositar unas gotas de alcohol etílico en el material de fieltro del interior. Sacude el marcador para que el alcohol alcance todo el fieltro. Una vez que el fieltro haya absorbido el alcohol durante un par de minutos. ¡Quedará prácticamente como nuevo!

17. Lava la ropa al revés

El exterior de la tela sufre mucho menos abuso de esta forma, y podrá lucir como nuevo por más tiempo, además de limpiar directamente el lado en el que sudamos.

Y tú, ¿qué truquillos usas para ahorrar o mantener tus objetos en condiciones óptimas? ¡Enséñanos tus secretos, maestro!

Ahora lo vi todo/Hazlo simple/15+ Tips prácticos que pueden ayudar a alargar la vida de los artículos del hogar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos