Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

Por qué tus hijos mayores no deberían ser los niñeros de sus hermanos

A los hijos más grandes suelen atribuírseles responsabilidades, como quedar a cargo de sus hermanitos menores. Para los padres, esto resulta un alivio: ayudan en los quehaceres y se encargan de cuidar a los más pequeños. Sin embargo, aunque suene muy tentador no contratar a una niñera y dejarles la tarea a los primogénitos, hay diferentes motivos por los que quizá sí sea una buena idea pagarle a otra persona que no sea de la familia, especialmente por los que deben quedarse en casa mientras sus amigos juegan sin ellos.

En Ahora lo vi todo queremos compartir contigo los diversos factores que entran en juego al dejar a los hermanos mayores cuidando a los más peques. Al fin y al cabo, ¿a quién le gusta cambiar pañales?

Les estás dando demasiada responsabilidad

Por supuesto, asumir cierta responsabilidad no hará ningún daño a tus hijos mayores. Pero hay una gran diferencia entre hacer que tu adolescente vigile a tu hijo menor mientras preparas la cena y entre pedirle que cuide a sus hermanos durante horas sin tu supervisión.

Si tu hijo está de acuerdo con eso, entonces no hay problema. Pero a menudo, el niño mayor simplemente no tiene otra opción que crecer para “estar a cargo” y, en consecuencia, esta tarea se convierte en una carga no deseada para él. Siempre debe haber un límite. Tu hijo no debería estar ayudando al grado de tener que actuar como otro padre para el hijo menor.

Además, no olvides que no importa cuán maduros se comporten tus hijos, ellos siguen siendo niños y no están listos para asumir una gran responsabilidad. No pueden manejar algunas situaciones, y si ocurre un accidente, la culpa siempre pesará sobre ellos.

No son profesionales

Los niños mayores pueden ser utilizados como una forma de niñera muy conveniente, si los padres no pueden pagar los cuidados profesionales de una. Pero en este caso, no se debe esperar el mismo nivel de devoción y profesionalismo. Siendo niños, los adolescentes no han sido entrenados para cambiar pañales, y no saben cómo alimentar a los bebés adecuadamente o cómo reaccionar ante la rabieta de un niño pequeño.

Si bien la ayuda de los hijos mayores es casi inevitable en las familias numerosas, debes asegurarte de que las tareas que realicen sean acordes a su edad: pueden ayudar en casa, leer a sus hermanos antes de acostarse, jugar con ellos por un par de horas, y hacer cosas simples similares a estas.

Sacrifican su propia infancia

Un hijo único tiene muchas menos responsabilidades que uno con hermanos menores. Después de realizar sus tareas habituales, como limpiar su habitación o hacer los deberes escolares, puede salir a jugar con sus amigos, ver una película o hacer lo que quiera. Pero los niños con hermanos menores no pueden tener tiempo para sí mismos tan fácilmente.

Para los niños mayores, siempre hay alguien a quien cuidar, alguien a quien ayudar, así como alguien con quien estar. Además, los padres a menudo los obligan a abandonar sus actividades típicas en la adolescencia solo porque los pequeños necesitan ayuda.

Sin embargo, es importante que tus hijos mantengan su propia infancia y se diviertan en lugar de cambiar pañales, ayudar al hermanito en el baño, revisar la tarea y cosas por el estilo. Por lo tanto, dejar que los niños sean niños mientras puedan probablemente sería la mejor opción para todos.

Puede empeorar la relación de tus hijos entre sí

Obligar a tu hijo mayor a vigilar a sus hermanos regularmente puede hacer que se desarrolle cierto resentimiento hacia ellos. Pueden sentir que los estás presionando demasiado. Como resultado, podrían comenzar a experimentar sentimientos negativos hacia sus hermanos pequeños.

Además de eso, cuando se quedan solos con sus hermanos, los niños mayores tienen que desempeñar un papel de autoridad que los jóvenes no siempre aceptan y respetan. Esto podría causar problemas entre ellos y dar lugar a discusiones e incluso peleas.

Este no es su trabajo

Los padres a menudo esperan que sus hijos mayores cuiden niños gratis, creyendo que es solo una de sus tareas habituales. Pero la mayoría de los adolescentes y preadolescentes no están de acuerdo con eso. Ven que las niñeras profesionales reciben un pago por sus servicios, que son las mismas actividades que ellos realizan, y no les parece justo.

Si vas a utilizar a tus hijos como niñeras ocasionales, no hay necesidad de hablar de dinero. Pero si el cuidado de los niños es un evento regular para ellos y ocupa gran parte de su vida, es mejor buscar algún tipo de compensación.

Después de todo, no tiene que ser dinero. Puedes dejar que usen tu automóvil, si son lo suficientemente mayores, o quizá otorgarles algunos privilegios adicionales y comprarles un artículo deseado. Solo asegúrate de que su trabajo sea apreciado.

¿Qué opinas de que pongan a los hermanos mayores a cuidar a los menores? ¿Cuál es la anécdota más divertida que tienes con tus hermanos/as?

Ahora lo vi todo/Psicología/Por qué tus hijos mayores no deberían ser los niñeros de sus hermanos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos