Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

10+ Rarezas encontradas en casas que podrían ser dramáticas nivel película

Cada cabeza es un mundo, y prueba de ello es la manera en la que hacemos uso del espacio en el que vivimos. Hay quienes esconden sus pertenencias más valiosas, ostentan particulares colecciones o diseñan su propiedad de las maneras más extrañas. Lo que podría parecer poco práctico, excéntrico o molesto, sin embargo, puede también prestarse para las mejores historias.

En Ahora lo vi todo nos encantan los finales inesperados, por lo que reunimos anécdotas de inquilinos, propietarios, y visitas que, pese a haber tenido experiencias bastante raras, encontraron detalles interesantes o sorprendentes bajo su propio techo, o incluso, en el de alguien más.

  • Los departamentos de nuestra casa no tienen muros entre los baños. Solo está tu caja sanitaria y un espejo y, unos 10 centímetros después, el de tu vecino. Unos inquilinos iniciaron una reforma importante. Derribaron todas las paredes del baño. Y había otros 10 cm de vacío y las paredes del baño del vecino. ¿Cuánto se puede aumentar el área? Bueno, pusieron los azulejos en las paredes vecinas. Sin decir nada, por supuesto. Y después de uno o dos años, fue el vecino quien decidió hacer una reforma importante y cortó una ventana. © volotimir / Pikabu
  • Una amiga alquiló una casa pequeña, de solo una habitación. Su entrada a la ducha era a través de un armario. Todos los invitados quedaban asombrados. La entrada al baño también era a través del armario, pero por otra puerta. © Ksenia KC Fedotova / Facebook
  • Estaba mirando Mi pobre angelito y me llamó la atención el ático al que Macaulay Culkin subía en la película. Y se me ocurrió comprobar si había uno así en nuestra casa. Encontré una escalera de mano en el armario de mi madre, la subí y miré hacia el ático. Toda una colonia de ratones me miró fijamente en respuesta. Fue como una escena de Ratatouille. Mi mamá no compartió mi emoción cuando se lo conté y pronto nos mudamos. © PerpetuallySl33py / Reddit
  • Me lo contó un vecino. Él y su esposa compraron una casa. Pequeña, vieja, pero propia. Allí solían vivir unos ancianos. Y mi vecino y su esposa todavía eran de mediana edad. Había muchos utensilios en la casa. Les habían dejado los muebles, por lo que estaban muy felices. Unos años más tarde, llegó el momento de desmantelar el ático. Y entonces mi vecino encontró dinero allí, enrollado en frascos y escondido debajo de harapos. Dice que la cantidad era significativamente más alta que el valor de la casa. © Olena Budrevych / Facebook
  • Vivo en planta baja. La dueña del departamento, una mujer amable, un día me llamó y dijo: “Mañana en el departamento 93 se cambiará una estufa. Los trabajadores del servicio de gas pasarán por la cocina y cerrarán el gas”. Durante la conversación, confieso que pensé: “Vaya, alquilamos el departamento a unos profesores encantadores. Aunque ya tienen 75 años, deben estar confundiendo algo”. Pero no. Resulta que tengo una válvula en el gabinete de mi cocina con la que puedo bloquearle el gas a toda nuestra entrada, en un edificio de 10 pisos. No sé si todo el país, pero la tercera entrada de un edificio de 10 pisos definitivamente está en mis prudentes manos. © 2kg.am / Pikabu
  • Vivimos en esta casa desde hace 6 años, y hace solo 2 que me enteré de la existencia de una puerta oculta detrás del papel tapiz del pasillo. No tenía manija, por lo que la puerta se fusionaba con el resto de la pared. Cuando la abrimos, vimos un esqueleto en un rincón. No voy a mentir, me dio un susto de muerte, aunque solo era un accesorio dejado por los anteriores dueños de nuestra casa. © Unknown user / Reddit
  • En febrero compramos un departamento en la capital. Ideal según los documentos. Comenzamos a hacer reparaciones de a poco, y luego notamos que justo encima de nuestro balcón, estaba la copa de un castaño. Y qué no había sobre ese castaño: toallitas, paquetes y hasta bolsas de comida. Hay 5 pisos más arriba de nosotros. Si hubiera visto ese esplendor antes, nunca habría comprado ese lugar. © Oídoporahí / Ideer
  • En mi primer año de universidad, mi nuevo compañero de cuarto me invitó a una noche de juegos de mesa. Todavía no tenía amigos, así que acepté. Lo pasamos muy bien con el grupo de gente nueva, aunque algunas personas me parecieron un poco extrañas. Ya estábamos a punto de irnos cuando el dueño dijo: “¡Deben ver mi baño!”. Y entramos en una pequeña habitación donde cada centímetro cuadrado de paredes, lavabo, inodoro, techo y piso estaba cubierto con recuerdos de Elvis. Carteles, entradas, fotos, álbumes, letras, todo lo que puedas imaginar. Y encima del inodoro, estaba su espeluznante cabeza cantante animatrónica. Ni siquiera era fanatismo, sino una especie de obsesión o algo así, y me sentí un tanto perturbado. El propietario nos entregó un libro de visitas pidiéndonos que lo firmáramos, e inventé una dirección y un número de teléfono para que nunca me llamara. © lespaulbro / Reddit

“Mi vecino tiene una pared de su casa cubierta con un papel tapiz así. Le pide a cada nuevo invitado que coloree un personaje y lo firme”.

  • Con mi esposo compramos nuestro primer departamento, el trato se concretó y nos entregaron las llaves. Mi esposo se fue a trabajar y yo fui al nuevo departamento para evaluar el estado de la limpieza antes de mudarnos. Lavé los pisos por todas partes, me acosté en el suelo ya limpio y comencé a soñar con cómo compraríamos muebles, colgaríamos un televisor, conseguiríamos un gato. De repente, alguien llamó a la puerta: era la vecina de abajo. “Por fin estás en casa”, dijo. “¿Tal vez ya sea suficiente de hacer ruido? Puedo escuchar desde el techo cómo respiras”. Entonces entendí por qué el vendedor nos hizo un descuento antes de que hiciéramos la compra y dejó un nuevo armario. © Moskma / Pikabu
  • Hace unos 25 años, compramos una casa en un pueblo como residencia de verano. Los antiguos propietarios, un esposo y una esposa sin hijos de 70 a 75 años de edad, vivían allí solos. Dejaron todos los muebles y nos hicieron un descuento por el hecho de que nosotros mismos nos encargaríamos de sacar todas las cosas inútiles. Cuando llegamos por primera vez a esa casa con toda la familia, ¡nuestra primera impresión fue que estábamos en un museo de camas! Fuimos a la terraza: había 2 camas, en el pasillo había una cama y dentro de la casa había 4 camas más. En la terraza trasera también había una cama y otra con caballetes, acondicionada como lugar para dormir. Al mismo tiempo, no había ni un solo armario en toda la casa. © Anna Lem / Facebook
  • Un año después de que compramos una casa, inesperadamente encontramos una habitación cerrada debajo de las escaleras. Contenía juguetes de los años 70. Después de un tiempo, decidimos aislar el ático y uno de los obreros nos preguntó si sabíamos que allí también había una habitación. Yo no tenía ni idea de su existencia. Abrimos el panel de yeso y encontramos un montón de cajas de los años 60. Todas estaban llenas hasta el borde con algo. Las abrí esperando encontrar algo asombroso, ¡y resultaron estar llenas de piñas de pino! Una de las mayores decepciones de mi vida. © R12356 / Reddit
  • Tenía entre 8 y 9 años cuando al lado nuestro se mudó una joven pareja sin hijos, que ponía música a todo volumen hasta la medianoche. Mi hermano de un año y medio chillaba media noche, yo no dormía lo suficiente... Mi padre fue a verlos para tener una conversación preventiva un par de veces, sin mucho resultado... Una vez, estaba haciendo mi tarea, y los vecinos pusieron la música fuerte de nuevo, y entonces noté que la música se escuchaba especialmente fuerte desde el enchufe. ¡Y me di cuenta de algo! Salí al hueco de la escalera, desatornillé y desmonté el enchufe, ¡y estaba en lo cierto! El agujero para el enchufe en la pared entraba en el departamento de los vecinos, y yo estaba separado de su cableado eléctrico solo por un enchufe de alabastro, que estaba desmoronado por el tiempo. Una semana después, a los vecinos comenzaron a saltarles los tapones de luz no bien encendían el equipo de música a toda potencia. Así fue como yo, un niño pequeño, los entrené como a los perros de Pavlov. Dejaron de poner la música alta y yo me inscribí en un taller de electrónica. © PivBear / Pikabu
  • Le compramos un departamento a una mujer solitaria. Cuando ella se fue, quitó todos los interruptores, los enchufes, las manijas de todas las puertas y quitó todo el papel tapiz. Nos mudamos a una caja de hormigón desnudo. © Tatiana Zueva / Facebook

“Cuando compré la casa, pensé que las baldosas del patio eran de ese color, no que estaban sucias”.

  • Teníamos una casa de pueblo de la década de 1950, construida sobre los cimientos de otra vivienda. Estaba lejos de nuestra ciudad y era muy caro para mi madre conducir hasta allí. Así que se la vendió a su empleada. Y seis meses después, el hijo de la empleada, un chico de unos 14 años, bajó al sótano con su padre. Al acercarse a la mampostería de los cimientos, metió la mano entre los cantos rodados y sacó un gran paquete de la arpillera empapada de cera. Como si lo hubiera escondido él. Cuando desmenuzaron el paquete, quedaron impactados. Contenía monedas de dos siglos de antigüedad, y no solo de cobre, sino también de oro y de plata. Entre las de plata había algunas piezas muy raras, el resto también era de gran valor histórico. Como resultado, esa familia compró un departamento, un automóvil y un terreno con una casa nueva cerca de la ciudad, y vendió la casa vieja. Al escuchar esta historia, casi me muerdo los codos de indignación, ¡porque a mí me encantaba pasar tiempo en ese sótano y había examinado cada grieta! © Lestadio / Pikabu
  • 17 departamentos y casas alquiladas en 12 años de vida independiente, limpieza de inodoros ajenos, calzoncillos infantiles sucios debajo de la cama, que quedaron de los inquilinos anteriores, una ducha en un armario y espaguetis saliendo del lavabo por instalación inadecuada de plomería. Y miedo, miedo constante a no encontrar dinero para pagar el alquiler del próximo mes. ¡Y ayer! ¡Ayer compramos un departamento propio! ¡Le deseo a cada nómada esta enorme felicidad! © Oídoporahí / Ideer

¿Qué es lo más raro que has encontrado en alguna casa? ¿Qué sorprendería a los demás de encontrar en la tuya?

Imagen de portada lespaulbro / Reddit
Ahora lo vi todo/Historias/10+ Rarezas encontradas en casas que podrían ser dramáticas nivel película
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos