Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

10+ Situaciones en el trabajo que nos hicieron decir “¿Qué rayos?”

En el trabajo podemos encontrarnos con personas de todos tipos. Hay con quienes se logran hacer felices y duraderas relaciones, pero también algunos individuos que nos hacen preguntarnos qué estará pasando por su cabeza. En honor a todos esos colegas que nos han hecho enfurecer, sentir intriga o dejarnos completamente pasmados, reunimos algunas de las historias más interesantes sobre compañeros laborales.

  • Un día mi jefe decidió que yo era buena y que necesitaba un aumento de sueldo. Así que fue a inclinarse ante el subdirector. Él le preguntó si yo estaba casada. El jefe dijo que sí. A lo que el subdirector respondió: “Que se lo gane su marido. Ella tiene un sueldo normal para una mujer”. No me fue bien con mi carrera allí. Pero gracias al jefe, hice un curso que me ayudó a encontrar trabajo. Es un hombre bueno, competente, estricto, pero justo. Por cierto, lo ascendieron a subdirector y ahora yo ocupo su lugar. © lerahalera / Genial.guru
  • Trabajo en una pequeña empresa con unas 30 personas en la oficina. Si es el cumpleaños de alguien, juntamos el dinero, compramos un regalo y armamos una mesa. Pero hay un colega que nunca colabora y todo el mundo lo sabe, pero siempre viene a comer con la frase: “¿Qué es lo más rico que tienen aquí?”. Últimamente, tenemos la tradición de responderle entre risas: “Lo que has traído tú, Sergio”. © Oídoporahí / Ideer
  • Trabajamos por teléfono. Mi colega se sienta a mi lado y cuando hace las cuentas en la calculadora, golpea las teclas con todas sus fuerzas. Cuando le pedí que lo hiciera más suave, me dijo que la persona que está en línea debería poder oír que estamos trabajando y no solo escuchar el silencio. © Oídoporahí / Ideer
  • Había una mujer que trabajaba en la oficina de al lado y que llevaba siempre auriculares antirruido. Siempre hablaba consigo misma y no era consciente de que se la oía perfectamente. A veces se insultaba y se maldecía a todo pulmón. © hamster1066 / Reddit
  • Teníamos un chico que trabajaba 20 horas todos los días. Se iba a casa, dormía un poco y volvía a hacer otro turno de 20 horas. Un día llegué al trabajo y no estaba. Los colegas me dijeron que se había arrancado el uniforme de trabajo y se había retirado en silencio. Entonces lo vieron columpiarse en el parque infantil. Por la noche, el pobre hombre volvió y renunció. © Spatzenkind / Reddit
  • Estaba trabajando en un local de mascotas y entró una chica nueva. No vino sola, sino con su marido. Durante los dos primeros días, él la acompañó e hizo la mayor parte del trabajo por ella. Fue muy extraño. Luego él volvió a su trabajo, y esta señora vino sola al local. Me entregó una hoja con mechones de pelo pegados y me preguntó de quién era el pelo. Yo, por supuesto, me sorprendí. Resultó que ella había encontrado este pelo en el coche de su marido y sospechaba que le era infiel, por lo que el marido pasó el fin de semana bajo la vigilancia de su mujer. © Melissa Pauline Tem / Quora
  • Mi colega no tiene teléfono móvil. De hecho, lo envidio un poco por ello. © itsawindmill / Reddit
  • Una colega, la jefa del departamento, vino corriendo. Me pidió que le dijera a su nuevo compañero masculino que olía tan mal a sudor que las otras 5 colegas mujeres se asfixiaban, y que él olía así todos los días. Me negué. Ella sufrió durante mucho tiempo, intentó durante otras dos semanas decírselo, pero no pudo. Y tomó una decisión ingeniosa: lo despidió por no haber superado el periodo de prueba. © Oídoporahí / Ideer
  • En el trabajo hay una compañera muy agradable, pero malhumorada, y que todo el tiempo trata de adelgazar, pero nunca ha conseguido perder un kilo en 3 años. No come carne, ni tocino, ni pan, ni chocolate y solo almuerza coles. Pero cada hora corre a la cocina por té y galletas. © Oídoporahí / Ideer
  • La copista, una mujer de aspecto frágil de unos 40 años, pensó que nuestro colega estaba enamorado de ella. Sus insinuaciones consistían en que le hiciera recordar cosas sobre los planos. Pero ella hablaba mal de él. Una compañera de trabajo dijo que no quería oírlo. ¡Dios, lo que pasó después! Esta mujer vigilaba a la compañera en el baño, y le gritaba: “¡Tómalo para ti, ya que lo defiendes! Están todos en mi contra, ¡y él me está acosando!”. El jefe del departamento invitó a todos los implicados en el conflicto a su despacho, escuchó y luego la regañó. Dijo que no le prolongaría el contrato a una persona tan conflictiva, que se buscara un trabajo nuevo y que si no se calmaba, la despediría con causa. Ahora está trabajando hasta el final del contrato y es amable y educada con todo el mundo. © psgbel / Genial.guru

¿Qué situaciones te han tomado por sorpresa en el trabajo?

Imagen de portada zh***_s_ru4koy / Twitter
Ahora lo vi todo/Historias/10+ Situaciones en el trabajo que nos hicieron decir “¿Qué rayos?”
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos