Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

13 Historias de niños cuyas ocurrencias no tienen límites

Muchas de las publicaciones más atractivas que vemos en las redes tienen que ver con los niños. Ellos son quienes siempre encuentran la forma de sorprender a sus padres y de hacernos sonreír. Sin dudas, su increíble imaginación y sus ocurrencias son las responsables de todas esas anécdotas tan divertidas.

En Ahora lo vi todo compartimos contigo estas historias que demuestran que los niños simplemente tienen un mundo diferente en su cabeza.

  • Mi sobrino estaba sentado en el inodoro por primera vez, luego me llamó y me preguntó qué hacer a continuación. Le di instrucciones. Pasó un largo rato y luego me preguntó otra vez: ¿qué sigue?
    —¡Échalo al inodoro y tira de la cadena!
    La respuesta me mató...
    —¿Y ahora qué? ¡¿Toda la vida así?! © Andrey20.06 / Pikabu
  • Me lo contó una amiga. Hace mucho que está divorciada de su esposo, pero tiene una excelente relación con sus exsuegros. Llevan a su nieta al mar y, en general, tratan de mimarla de todas las formas posibles. Una vez, cuando estaba de visita en su casa, se le cayó un diente de leche. La niña lo puso debajo de la almohada, y a la mañana siguiente había una suma considerable en su lugar (los abuelos sabían que necesitaba comprar algo para la escuela). Hace poco, otro diente comenzó a aflojarse. Su mamá le preguntó si quería ir al dentista o esperar a que se cayera solo. Pero la pequeña dijo que aguantaría hasta llegar a la casa de sus abuelos, ¡el hada es más generosa allí! © vestakh / Pikabu
  • Mi sobrina tiene 3 años y medio. Estaba armando un rompecabezas con la abuela. Una pieza no entraba en su lugar. La nena dijo una mala palabra en un susurro. La abuela inmediatamente comenzó a lamentarse y a espantarse, diciendo lo malo que es decir palabras así. La pequeña le respondió: “¡Sí, ya sé! ¡Pero traté de APRENDERLA y MEMORIZARLA durante tanto tiempo!”. © anytka010707 / Pikabu
  • Le pagué a mi hijo de 7 años 5 dólares por limpiar mi auto y luego le ofrecí una paga por tareas similares. El punto, le comenté, estaba en que ganara algo de dinero a cambio de alguna ayuda. Él, con sus 7 años, me respondió:
    “Me diste 5 dólares por limpiar el coche, lo acabo de ver. La próxima vez que quieras que limpie alguna cosa, quiero que me des 5 dólares más. Y antes de empezar el trabajo, necesito saber cuánto me vas a pagar”. Me impresiona que pueda negociar las condiciones de su empleo. © thesandboxgod / Reddit
  • Una anécdota graciosa de mi sobrino: un día fue a la enfermería de la escuela a buscar un medicamento que toma diariamente y la enfermera habitual no estaba. La enfermera suplente le dijo que la esperara un momento porque estaba ocupada con otro niño. Mi sobrino tomó las llaves del botiquín, agarró su medicamento y siguió con su día. Una vez que la enfermera se dio cuenta de lo sucedido, habló con el director y mi sobrino tuvo que explicarle al director por qué había hecho eso. El distrito tuvo que reescribir completamente el protocolo para darles medicamentos a los niños. © ChemE-Grant / Reddit
  • Después de una clase, mi hijo dijo: “Nos contaron que, en los viejos tiempos, los hombres llamaban ’palomitas’ a las chicas que amaban. Así que eres mi palomita, porque te amo”. Ahora siempre me lo dice. Se acerca, me abraza y dice: “Eres una palomita”. © Kiselimba / Twitter
  • Sucedió hoy. Vinimos con mi hija al patio de juegos. No había muchos niños: mi hija (3 años y medio) y dos niñas más (una tenía 5 años y la otra era incluso más pequeña que la mía). Las niñas se organizaron rápidamente y empezaron a jugar a la madre y las hijas. La de cinco años, por supuesto, era la mamá. Mi hija:
    —Hagamos como si fuéramos al patio de juegos. “¡Mamá, quiero ir al patio de juegos!”.
    —Bueno —acepta la madre de cinco años, agarra su teléfono de juguete y se sienta en un banco. —"¡Y ustedes, niñas, vayan a jugar!".
    Solté una ruidosa carcajada. © BabaEjik / Pikabu
  • Cuando mi hijo tenía 10 años, participó en un concurso de aviones de papel en su campamento de día. No había directrices en cuanto al diseño del avión, solo ganaba el que llegara más lejos. El director de su campamento me dijo que mi hijo miró su papel durante unos minutos y lo arrugó hasta convertirlo en una bola. Su “avión” fue el que voló más lejos y ganó. También dijo que tenían que cambiar las reglas para la próxima vez. © Mtnurse1 / Reddit
  • Mi experiencia favorita fue cuando una de mis estudiantes estaba hablando con su amiga acerca de ir a cambiar su imagen (no estoy seguro de si hace alguna diferencia, pero soy hombre) y le dije en broma: “Oh, suena divertido, ¿puedo ir también?” y ella respondió “Sí, usted necesita un cambio”. Todavía me río a carcajadas cuando pienso en ello. © Stew819 / Reddit
  • La pregunta era: “¿Cuál de ellos no es como los demás?”. La respuesta era de opción múltiple:
    A. Perro B. Gato C. Mesa D. Humano.
    Ella respondió D. Humano. La respuesta “correcta” era C. Mesa.
    Obviamente, el profesor la marcó mal. Y se la envió a casa a su madre. Como estábamos un poco confundidos sobre por qué pensaba que una mesa tenía algo que ver con las otras respuestas, le preguntamos al respecto. Ella estaba triste y confundida. Su respuesta fue muy sencilla. “Todos tienen 4 patas, excepto el humano”. © -Val_-_ / Reddit
  • No había dormido lo suficiente, mi ánimo estaba por el suelo. Mi hijo (6 años) estaba jugando al correo: “¡Mamá, te traeré un paquete! ¿Qué quieres que te traiga?”. Yo: “Alegría y felicidad”. Él: “No tenemos eso”. Y se fue. © “Oídoporahí” / Ideer
  • Todas las mañanas de mi hijo de 5 años comienzan con la frase “¡Mamá, abrázame!”. No puede prescindir de ella. Una mañana:
    —¡Mamá, abrázame!
    —¿Necesitas una gotita de amor para despertar?
    —¡Una gotita es muy poco! ¡Necesito UNA MAMÁ COMPLETA DE AMOR! © “Oídoporahí” / Ideer
  • Hoy fui a una tienda por una chamarra. Me estaba probando una y, en ese momento, entraron una mamá y su hija (que parecía tener unos 9 años). Estaban mirando diferentes chamarras. La madre le mostró una larga de color verde oscuro. La hija declaró a viva voz: “¡Qué dices! ¡Me veré como una oruga gigante!”. © “Oídoporahí” / Ideer

¿Cuál es la anécdota más divertida que tienes con los niños? No olvides compartirla en los comentarios.

Imagen de portada vestakh / Pikabu
Ahora lo vi todo/Historias/13 Historias de niños cuyas ocurrencias no tienen límites
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos