Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

20+ Empleados que lidiaron con clientes inmaduros y sus excusas más locas

Las personas que trabajan en el comercio minorista saben mejor que nadie lo que es el factor humano, porque se encuentran con él todos los días. A pesar de que el cliente siempre tiene la razón, a veces puede ser abiertamente grosero o comportarse de manera ridícula.

  • Hace tiempo, teníamos a la venta ratones de ordenador de la gama “para mujeres”. Eran preciosos, con dibujos. Una clienta se enteró de su existencia y acudió a nosotros para comprar uno. No sé cuánto tiempo estuvo eligiendo, al menos una hora. Sufrió tanto que hasta yo me cansé. Al final dijo:
    —¡No lo sé! ¿Cuál es el mejor?
    —Señorita, son exactamente iguales.
    —¡Me refiero al color! © DELETED / Pikabu
  • Trabajo en el sector de los abrigos de piel. A menudo vienen personas que no han desmagnetizado su mercancía en otras tiendas. Reaccionamos con calma a los chillidos. Una vez una clienta “chilló” al entrar y empezó a “chillar” al salir. Sin darnos la vuelta, todos dijimos: “Adelante”. De repente, la cajera gritó: “¡Se esta yendo con nuestro abrigo de piel!”. Corrimos tras ella. Efectivamente, la señora había venido con un abrigo similar y cuando terminó de probarse uno, colgó el suyo y salió con el nuestro. “No funcionó”, dijo ella. © Oídoporahí / Ideer
  • Un tipo que estaba en una llamada ignoró la mitad de lo que dije, se alejó y luego regresó quejándose de que no le di su bebida (no pidió una bebida) o un recibo (no había pagado). Empezó a gritar que no sabía lo que estaba haciendo y que era tonto. Llamé al gerente y le dije “ven a manejar esto, porque está confundido y no voy a lidiar con eso”, luego me tomé mi recreo. © Weary_Building_371 / Reddit
  • Un día, una clienta preguntó por un tipo de embutido concreto que creía que estaba a la venta en nuestra tienda. Le dije que no teníamos ese producto y se enfadó porque estaba absolutamente segura de que había comprado ese embutido el viernes pasado en nuestra tienda. Por supuesto, pidió que le llamaran al gerente, pero él le dijo lo mismo, incluso le mostró que nunca habíamos tenido un embutido así. Se fue gritando que no volvería a comprar en nuestra tienda. © RanZario / Reddit
  • Trabajo en una cadena de tiendas de materiales de construcción. Tenemos un servicio de corte de revestimientos de pisos. Una mujer vino con un esquema de corte y necesitaba un recorte en el centro para un baño. Un colega la estaba atendiendo y los escuché discutir. Resultó que las medidas no cuadraban. Él trataba de convencerla de que volviera a medir o de no cortar ahora y hacerlo todo en el lugar. La mujer no estaba en absoluto de acuerdo, al final el vendedor le hizo firmar un papel donde decía que si pasaba algo, la culpa sería de ella. Una semana después regresó.
    —Hola, me acuerdo de ti, pediste el corte. ¿Cómo te resultó?
    —¡Okey! —Mostró el pulgar hacia arriba.
    —¿Quedaron bien las medidas?
    —No, quedó todo mal, lo tiré. Vine a comprar uno igual, pero sin cortar nada. © dpetr5 / Pikabu
  • Trabajo en una tienda en la que se puede devolver la mercancía en cualquier momento. A menudo los clientes se comportan de forma ridícula. Una vez vino una mujer con una vela enorme (de las que arden durante más de 100 horas) y dijo que quería devolverla porque no le gustaba el olor. Pero solo quedaba una sexta parte de la vela, así que obviamente el olor no era tan desagradable. También hubo un caso de otra mujer que pidió el reembolso de una vela sin llama que funciona con pilas, alegando que su hija pensaba que era una vela de verdad y trató de encenderla con un encendedor. La parte superior terminó derritiéndose. © Oriah Pliska / Quora
  • Cuando trabajaba en el comercio minorista, un anciano me gritó después de pedirme que le llevara un espejo grande a su coche y yo llamé a un empleado del almacén para que se lo llevara. Estaba nevado y resbaladizo y yo estaba embarazada en ese momento. Me llamó con todo tipo de nombres y me dijo que era demasiado perezosa y que usaba mi embarazo como excusa. © stick_a_fork_in_it / Reddit
  • Trabajé en un local de comidas en la escuela secundaria. Como franquicia, cada local de la ciudad tenía un propietario diferente. Un día, esta mujer irrumpe agitando un sandwich en el aire, la lechuga picada cayendo al suelo. Marcha hacia la caja registradora y golpea el submarino como un mazo.“¡Hay un CABELLO en MI sándwich!” declara, sosteniendo un recibo en mi cara. Tomo el recibo y noto que es de una ubicación diferente, de un propietario diferente. Así que trato de explicarle con calma que necesita llevar su sándwich peludo a la tienda donde lo compró para obtener un reembolso. Explotó y arrojó el sandwich a mi cara antes de salir furiosa de la misma manera que entró, sin lechuga. © cuddle_puddles / Reddit
  • En la caja, la mujer que estaba delante de mí no recordaba el PIN de su tarjeta. Ella preguntó: “¿Hay alguna forma de hacerlo sin el código PIN?”. La cajera le propuso: “Permítame quitar algún producto, la suma a pagar será menor y entonces puede que no necesite el PIN”. La mujer respondió: “¡No quites nada, lo necesito todo! Eh, está bien, será en otra ocasión”, y se fue sin comprar nada. La cajera y yo quedamos impactadas. © smireniya / Pikabu
  • Trabajo como vendedor en una tienda. No deja de sorprenderme la gente que llega por la mañana con mal humor y es grosera, y cuando escucha groserías a cambio, exige un libro de quejas. Entiendo que el cliente siempre tiene la razón, pero en términos humanos no tolero las groserías. Una señora me dijo: “¿Dónde está tu cultura de vendedor?”. Y le dije: “¿Dónde está su cultura como compradora?”. Inmediatamente pidió a gritos que llamaran a otro vendedor. No entiendo qué esperan estas personas como respuesta a la grosería. ¿Por qué venir con tu mal humor y estropearles el día a los demás? © habitación n° 6 / VK
  • Un día, una familia de 6 o 7 personas se acercó a mi caja registradora. Mientras yo fichaba su mercancía, ellos comían cerezas aún no abonadas de una bolsa y tiraban los carozos directamente sobre la cinta. Las cerezas, por cierto, son caras. En lugar de discutir con ellos y averiguar qué cantidad del producto, cuyo precio depende del peso, se habían comido ya ilegalmente, me limité a apoyarme en la balanza mientras pesaba. Al final, me dio 4 kg. Puede que hayan comido menos, pero quién sabe. © Gypsy Angori / Quora
  • La clienta se enfadó porque una botella de kétchup de 250 ml no costaba la mitad que una de 500 ml. Le dije que eso se debía a los altos costos de envío y también a que la proporción del costo del envase es mayor. Se enfadó y me llamó “listillo”. © J0chem0o / Reddit
  • Era un típico sábado ajetreado.
    Clienta: “Hola. ¿Me das un poco de pan y una lata de Coca-Cola, por favor?”.
    Yo: “Claro. ¿Algo más?”.
    Clienta: “No, gracias”.
    Yo: “De acuerdo. Son 4,50 USD”.
    Metió la mano en el bolsillo y sacó una bolsa de plástico llena de monedas. Desplegó el cambio y empezó a contar 400 monedas justo en el mostrador. El teléfono sonaba y se formó una fila de clientes. Me sentí muy frustrada. © Alisha Talks / Quora
  • Recuerdo a una clienta mientras trabajaba en el sector minorista en 2006. La apodé “la retornadora serial”. Compraba CD de música y los devolvía 2-3 días después para cambiarlos por otros. Y lo hizo en muchas ocasiones. Llegó al punto en que empezó a ocurrir semanalmente. Es gracioso, pero a los gerentes de la tienda no les importaba. Me pregunto si lo sigue haciendo hoy en día. © Suhaimi Fariz / Quora
  • A principios de los 90, vendía lencería. Con las mujeres de más de 45 años era difícil. Normalmente no conocían su talla. Para esos casos yo tenía una cinta métrica de modista que utilizaba para medir la circunferencia del pecho. Algunas de las mujeres se mostraban tímidas y decían: “Te debe gustar medirnos”. A lo que respondía: “Es mejor cuando solo me dicen la talla”. © PolAnd1234 / Pikabu
  • Una vez, cuando era cajero en una popular tienda de ropa, una clienta quiso pagar con tarjeta de crédito. No llevaba su identificación, así que no pude aceptar el pago con tarjeta. Entonces rebuscó en su bolso: “¡Oh, tengo esto!”. Era una impresión de un papel del cirujano plástico al que había acudido para una consulta de mamoplastia. En ese papel estaban su foto y su nombre, y se levantó la camisa para mostrarme que las fotos coincidían. © Jason Robey / Quora
  • Trabajo como cajero. Me he dado cuenta de que la mayoría de los clientes se toman mucho tiempo para pensar. Se acercan con sus compras, les ofrezco una bolsa, y en ese momento comienza el diálogo: “Oh, creo que necesito una, pero no sé cuál... Probablemente una más grande”. Muestro una bolsa grande. Comprador: “Me va a llegar hasta las rodillas, que sea la pequeña”. Marco la bolsa pequeña y empiezo a poner las compras ahí, y en ese momento el comprador decide: “No, mejor dame la bolsa grande”. Imagina mis emociones cuando casi todo ya está en la bolsa pequeña... Pregunto si cancelamos el pago de esa bolsa, la respuesta es afirmativa. Entonces llamo al administrador, que anula la bolsa pequeña y empiezo a pasar todo a la grande. Y la cola crece. © Habitación n° 6 / VK
  • Solía trabajar en una tienda de cafés. La ubicación en la que trabajé estaba en una tienda específica y no podía usar un determinado código de barras en la aplicación de la tienda porque nuestro sistema no podía escanearlo. Una señora entró con su hijo casi a la hora de cerrar e intentó usar el código de barras que no pudimos escanear. Le dije: “Lo siento, pero no podemos escanear ese código de barras. Nuestro sistema no nos deja”. Se ve enojada y se vuelve hacia su hijo de 6 años y dice: “Es por eso que no venimos a este Starbucks”. © Ashleyyyyy116 / Reddit

¿Cuál fue tu peor experiencia como comprador o vendedor en una tienda?

Imagen de portada habitación n° 6 / VK
Ahora lo vi todo/Historias/20+ Empleados que lidiaron con clientes inmaduros y sus excusas más locas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos