Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

11 Actores que tuvieron que aguantar incómodos vestuarios y maquillajes para darles vida a sus personajes

Hay actores que realmente lo dejan todo en escena. Pero solo algunos son los que, a la difícil tarea de actuar, le tienen que sumar un vestuario y un maquillaje que podría considerarse de otro mundo. No es lo mismo interpretar a un simple oficinista que a una bestia medieval que lucha contra sus enemigos de diferentes galaxias. De esto saben Dane DeHaan, quien interpretó al Duende Verde en El hombre araña 2 y tuvo que usar un traje de 22 kilos, y John Ryhs-Davis, Gimli en El señor de los anillos, que por su maquillaje tuvo una reacción alérgica en el rostro que le duró toda la filmación.

En Ahora lo vi todo somos fans de esos datos curiosos del detrás de escena de las películas que le agregan una chispa al mundo audiovisual. Por eso compartimos aquí una lista con los 11 actores que más padecieron el vestuario de sus personajes cuando tuvieron que salir a grabar. ¡Échales un vistazo!

1. Dan Stevens, La bella y la bestia (2017)

Dan Stevens se acaloraba tanto en el disfraz de la Bestia que tuvo que usar un chaleco especial con tubos por los cuales corría agua fría entre las tomas para refrescarlo. Y para no agotarse por la sudoración y mantener su forma física, comía 4 porciones de estofado todos los días. Además, el actor tenía que caminar con zancos 12 horas diarias.

2. Chris Evans, Capitán América: el primer vengador (2011)

Para los estándares de un superhéroe, el vestuario del Capitán América usado por Chris Evans para la primera y las siguientes películas de Los Vengadores era bastante simple. En el set de filmación, solo tuvo problemas con su ajustado casco. Al actor le comenzaba a doler la cabeza tan pronto como se lo ponía.

3. Dane DeHaan, El sorprendente Hombre Araña 2: La venganza de Electro (2014)

El actor Dane DeHaan, quien interpretó al Duende Verde, tuvo que usar un traje de 22 kilos. Y para ponérselo había que recurrir a la ayuda de dispositivos eléctricos. Todo el proceso de preparación para el rodaje tomaba 3 horas y media.

La batalla final entre el Duende Verde y el Hombre Araña, que fue filmada en una torre de reloj real, se convirtió en una verdadera prueba para DeHaan. Durante el rodaje, la temperatura alcanzó los 46 ºC. Entre las tomas, el equipo de filmación tuvo que verter cubetas de hielo sobre la cabeza y el disfraz del actor.

4. Anthony Daniels, Star Wars: episodio IV — Una nueva esperanza (1977)

El traje de Anthony Daniels, quien interpretaba el papel del robot C-3PO, constaba de piezas de fibra de vidrio, plástico y aluminio. Este vestuario no le permitía hacer movimientos bruscos y tampoco respirar por completo. Tardaba dos horas en ponérselo o quitárselo.

Durante el rodaje, el disfraz se rayaba constantemente con sus bordes afilados y una vez, debido a una pila defectuosa, el actor estuvo a punto de ser “horneado”. Y el olor químico de la pintura con la que estaba cubierto el traje persiguió a Daniels durante mucho tiempo después de la filmación.

5. Patrick Stewart, Viaje a las estrellas: La nueva generación (serie, 1987-1994)

El actor que interpretó al capitán Jean-Luc Picard durante 7 años tuvo que usar un traje de lycra que era una talla más pequeña para que se viera perfectamente liso y sin arrugas. Esto causaba una presión terrible sobre los hombros, el cuello y la espalda.

“Lo odié. De hecho, nos deshicimos de él después de la segunda temporada gracias a mi quiropráctico, quien dijo que si no me lo quitaban, íbamos a entablar una demanda contra Paramount por el daño permanente causado a mi columna vertebral”, dijo Patrick Stewart en una entrevista.

6. Sean Astin, El señor de los anillos (2001-2003)

El actor que interpretó el papel de Samsagaz Gamyi tenía que usar unos pies de hobbit con los que corría y subía las colinas. Los pies falsos se pegaban a los de los actores y eso tomaba más de una hora. Sean Astin y los otros intérpretes de los hobbits se veían obligados a estar de pie durante ese proceso. De lo contrario, sus tobillos se doblaban y los pies postizos se deformaban.
Y una vez el actor se lesionó el pie con un vidrio. Incluso lo llevaron en helicóptero a un lugar donde le pudieran suturar la herida.

7. John Rhys-Davies, El señor de los anillos (2001-2003)

Durante la interpretación del papel de Gimli en la trilogía de El señor de los anillos, el actor John Rhys-Davies tuvo una reacción alérgica tan grave al maquillaje que su rostro se hinchó. John sentía un dolor constante. Por lo tanto, solo podía rodar cada dos días, para que su piel tuviera al menos un día para recuperarse.

Cuando se le preguntó si volvería a interpretar su papel en El hobbit, dijo que no, ya que no estaba seguro de si su rostro podría aguantar otra vez tal castigo.

8. Tom Felton, serie de películas de Harry Potter

Aunque Tom Felton no se puso ningún vestuario especial durante el rodaje de Harry Potter, también tuvo que sufrir bastante. Más bien, su cabello. El actor tiene el pelo castaño, por eso para interpretar el papel de Draco Malfoy tuvo que teñir su cabello cada 10 días para mantenerlo de color platino.

9. Jeff Goldblum, La mosca (1986)

Según la trama de esta película de terror y ciencia ficción, el protagonista, interpretado por Jeff Goldblum, se transformaba poco a poco en una mosca. El actor se vio obligado a estar sentado durante 5 horas mientras esperaba que los estilistas le aplicaran el maquillaje adecuado en su rostro y su cuerpo.

Y al final de la película, Jeff Goldblum se parecía poco a un ser humano. El uso constante de un traje de látex, los lentes de contacto que distorsionaban su mirada y la larga aplicación de maquillaje agotaron al actor.

10. Ron Perlman, Hellboy (2004)

Para interpretar al superhéroe, Ron Perlman usó un traje especial con una prótesis de gomaespuma que cubría su espalda y su pecho. Y se necesitaban 4 horas para maquillar al actor. Perlman se veía obligado a aguantar ese proceso todos los días de filmación. En total, el artista se maquilló 86 veces para el rodaje.

11. Johnny Depp, El joven manos de tijera (1990)

El rodaje se llevó a cabo en California durante un caluroso verano, y por eso muchas personas en el set de filmación se acaloraban. Johnny Depp también lo pasó mal. Su vestuario estaba hecho de un material que lo hacía sudar aún más. Esto quedó claro cuando los cineastas filmaron la escena en la que Edward estaba huyendo, ya que el actor perdió el conocimiento después de varias tomas debido al agotamiento por el calor.

¿Qué harías tú si fueras actor o actriz y tuvieras que soportar este tipo de trajes?

Ahora lo vi todo/Espectáculo/11 Actores que tuvieron que aguantar incómodos vestuarios y maquillajes para darles vida a sus personajes
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos