Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

Cómo hablar con los niños sobre temas difíciles de la vida sin asustarlos o herirlos

Muchos de nosotros creemos que decirles la verdad a los niños puede hacerles daño. Por esto, en ocasiones disfrazamos diversas situaciones no tan agradables o de plano las omitimos. La cuestión es que, mentirles por “protección” o por pensar que es lo mejor para ellos, podría resultar más perjudicial que beneficioso.

En Ahora lo vi todo buscamos información para que tengas herramientas cuando tengas que tocar temas que resulten delicados con los más pequeños de la casa.

Por qué no ocultarles cosas a los niños

Por lo general, los padres quieren preservar la magia e inocencia de la infancia, por lo que deciden proteger a sus pequeños de los temas que consideran inapropiados para su edad. Ya sean verdades a medias o mentiras piadosas, los niños tienden a llenar los espacios en blanco por sí solos. Esto puede generar malinterpretaciones, desconfianza y una mayor probabilidad de que se conviertan en mentirosos desde temprana edad.

Razones más comunes por las que los padres mienten

Aquí los errores comunes que cometen los padres en nombre de proteger a sus pequeños de la verdad:

  • Aumentar la confianza en sí mismos haciendo un cumplido que en realidad no es cierto.
  • Protegerlos del dolor fingiendo que un miembro de la familia está bien cuando están enfermos.
  • Querer que dejen de jugar y se vayan, pretendiendo que realmente te irías sin ellos.
  • Tener una conversación de adultos sin tener que explicar cosas que no deberían escuchar en primer lugar.

Cómo explicarles

Para guiar la conversación y ayudar a los hijos a entender los temas difíciles, los padres deben:

  • Pensar en lo que quieren decir. Está bien practicar la conversación en la cabeza, frente al espejo o con otro adulto.
  • Reconocer sus sentimientos y emociones. Ellos podrán ver que, aunque estés molesto, puedes controlarte y continuar.
  • Descubrir qué saben de antemano sobre el tema. Preguntarles y escuchar atentamente sus ideas u opiniones al respecto.
  • Buscar el momento y lugar adecuados donde los hijos puedan prestar toda su atención.
  • Presentar los hechos de una forma adecuada para la edad, la madurez, el temperamento, la personalidad, el desarrollo y el estado emocional del niño.

Beneficios psicológicos y emocionales

Si papá y mamá quieren inspirar un comportamiento honesto en sus pequeños, deben servir de modelo. Así, los niños estarán bien adaptados y listos para tratar a los demás con respeto, honestidad y amabilidad. Las conversaciones honestas entre padres e hijos pueden ayudarlos a desarrollar habilidades cruciales para resolver problemas y negociar. Además, construyen redes sociales de apoyo con personas en las que saben pueden confiar.

¿Cómo hablas con tus niños sobre temas delicados?

Ahora lo vi todo/Psicología/Cómo hablar con los niños sobre temas difíciles de la vida sin asustarlos o herirlos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos