Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

10 Acciones sencillas que podrían sacarte de la mira de los malhechores

Es importante saber reaccionar en cualquier situación para no poner en peligro nuestra vida o nuestras pertenencias. Sin embargo, es más importante saber prevenir escenarios en los que podamos arriesgar nuestra seguridad. Por fortuna, hay precauciones mínimas que se pueden tomar en el día a día para evitar pasar por momentos desagradables.

En Ahora lo vi todo nos dimos a la tarea de investigar qué acciones se pueden tomar para no ser presa fácil de las personas con malas intenciones. Después de todo, estar alerta y saber cómo reaccionar ante un problema puede ahorrarnos tragos amargos.

1. Aléjate de las paredes

Cuando te acerques a una esquina ciega, crea un espacio entre la pared y tú. Esto te dará más tiempo para tomar decisiones inteligentes si hay alguien esperando para atacarte. También podrías notarlo antes de que haga algo y tener la oportunidad de huir. Mantente siempre alerta y mira a tu alrededor para descubrir si hay algún peligro.

2. Estaciona tu auto en reversa

En un estacionamiento, estaciona en reversa al llegar. Estarás tranquilo y tendrás tiempo suficiente para salir más tarde. Si se presenta una situación en la que tengas que irte de forma apresurada, posiblemente estresado y asustado, será más difícil hacerlo si estás estacionado de frente.

3. Aprende dónde estacionar

Por difícil que sea encontrar un lugar para estacionar gratis, podría valer la pena dedicar un poco más de tiempo a tratar de hallar un sitio seguro. Escoge un espacio que esté bien iluminado. Esto hará que sea menos probable que alguien te tome como su objetivo, porque es más fácil esconderse si está oscuro y no puedes ver muy bien tu coche o lo que hay detrás.

4. Revisa tu auto

Antes de ingresar a tu auto, revisa todos los lugares a su alrededor desde la distancia para asegurarte de que no haya nadie escondido allí. Además, no olvides agacharte y mirar debajo. Una vez que hayas terminado con el exterior, asegúrate de revisar el interior también.

5. Lleva una linterna

Tener una linterna potente en el bolso puede resultar útil en diferentes situaciones. Por ejemplo, si estás caminando por la noche y quieres iluminar tu camino, una linterna será una mejor opción que la luz de tu teléfono. En primer lugar, será menos atractiva para los ladrones que un celular. En segundo, si alguien te ataca, puedes usarla para defenderte, para pedir ayuda cuando no puedas gritar y recurrir al teléfono para hacer una llamada.

Además, se puede usar una linterna para cegar al atacante y ganar tiempo para huir. Por eso, a la hora de alojarte en un hotel, siempre es una buena idea dejar una de estas al lado de la cama.

6. En un hotel, pide a los empleados que no digan tu número de habitación

Cuando te registres en un hotel, pídele al empleado de la recepción que escriba el número de tu habitación en una hoja de papel en lugar de decirlo en voz alta, porque alguien podría escucharlo. Si por alguna razón lo anuncian de todos modos, no tengas miedo de pedir otro cuarto y explicar que es importante que nadie escuche el número esta vez.

7. Pide 2 llaves

Si viajas solo, y si es posible, pide 2 llaves en la recepción cuando realices el check-in. Las personas que te rodean pensarán que viajas con alguien y, por lo tanto, no serás un objetivo fácil. Incluso podrías mencionárselo al empleado del hotel para que otros lo escuchen.

8. Lleva un tope de puerta

Desafortunadamente, las cerraduras de los hoteles no siempre son confiables, ya que pueden ser fáciles de abrir. Además, a pesar de que una llave se pierda o sea robada, las cerraduras no siempre se reemplazan. Por lo tanto, para mayor seguridad, usa un tope de puerta cuando estés duchándote, durmiendo o en todo momento cuando estés adentro del cuarto.

9. Aprende dónde pararte en un elevador

Si hay suficiente espacio en el elevador y puedes elegir dónde pararte, hazlo junto al panel de control, con la espalda hacia la pared lateral. De esa manera, podrás ver a todos en el ascensor, en lugar de si estuvieras frente a la salida y de espaldas a las personas que están detrás de ti. Si alguien sospechoso entra, presiona tantos botones como sea posible y bájate de inmediato.

10. Elige el asiento adecuado en el transporte público

Si no hay demasiada gente y tienes la oportunidad de elegir dónde sentarte en el transporte público, tómate tu tiempo y haz eso. Es mejor escoger un asiento en el lado del pasillo y cerca del conductor. De esta forma, podrás evitar que te acorralen y salir más fácilmente si alguien te molesta. Tampoco es una buena idea sentarte cerca de la salida, porque cuando las puertas se abran, alguien podría tomar tu bolso.

¿Qué otras situaciones podemos evitar para no correr peligro?

Ahora lo vi todo/Datos curiosos/10 Acciones sencillas que podrían sacarte de la mira de los malhechores
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos