Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

12 Coincidencias que muchos podrían creer que no son reales

No todos podrían creer en lo que llamamos “casualidades”, pero la realidad es que en la vida hay la posibilidad de encontrarnos con cosas tan extrañas, que resulta difícil de entender el que sean reales. Incluso teniéndolas de frente, hay situaciones que parecieran ser ficticias, por ello recopilamos una serie de ellas.

1. El visionario de Verne

Una de las obras más reconocidas de Julio Verne, De la Tierra a la Luna, que se publicó en 1865, trata sobre un cañón llamado “Columbiad”, el cual dispara un proyectil tripulado por humanos y dirigido a Selene. Curiosamente, 104 años después, el módulo de la nave Apolo 11 que completó la misión a la Luna se llamaría “Columbia”.

El nombre Columbia fue sugerido por primera vez a Michael Collins por Julian Scheer, asistente de asuntos públicos de la NASA. Este mencionó el nombre sin pensarlo mucho en una conversación telefónica, diciendo “algunos de nosotros hemos estado dando vueltas por Columbia”. Aunque al inicio el nombre le pareció a Collins un poco “exagerado”, finalmente llamó así al módulo porque no podía pensar en una mejor opción. Además, sus compañeros de tripulación Buzz Aldrin y Neil Armstrong no tuvieron otras sugerencias. Entonces, Collins se dio cuenta de la similitud del nombre con Columbiad, el cañón inventado por Verne.

2. Un extraordinario parecido

El famoso piloto Enzo Anselmo Ferrari, fundador del equipo de carreras Scuderia Ferrari Grand Prix y posteriormente de la marca Ferrari, murió el 14 de agosto de 1988, después de haber dedicado toda su vida a los automóviles.

Dos meses después, el 15 de octubre, nació Mesut Özil en Alemania, quien ahora es mediocampista del fútbol y podría pasar como un gemelo idéntico de Ferrari. El parecido es sorprendente y, además, llama mucho la atención la coincidencia en las fechas.

3. La coincidencia Händel-Hendrix

El compositor Georg Friedrich Händel, uno de los genios musicales de los siglos XVII y XVIII, tuvo su residencia en el número 25 de la calle Brook, en el distrito Mayfair de Londres. En esa misma calle, en el número 23, viviría otro genio de la música pero del siglo XX, Jimi Hendrix. Uno vivió allí hasta 1759; el otro, a finales de los años 60. Además de esto, el sonido de sus apellidos es muy parecido. En la actualidad esta casa es un museo.

4. El libro perdido de Anthony Hopkins

Antes de convertirse en un gran actor de Hollywood, Anthony Hopkins aceptó el papel en La chica de Petrovka. Comprometido con su trabajo, buscó una copia de la novela original, escrita por George Feifer, para poder interpretar el personaje de una forma más fiel. Para sorpresa del actor, no pudo encontrar una copia del libro en ninguna parte.

Sin embargo, en una ocasión, mientras caminaba por Londres, notó un libro abandonado en una banca del parque. Y, de todos los libros perdidos en el mundo, aquel era justamente La chica de Petrovka.

Pero la anécdota no acaba allí, pues el actor conoció al propio George Feifer durante el rodaje. El escritor comentó que no tenía una copia de su propio libro, pues alguna vez se la había prestado a un amigo, que la había perdido en Londres. Entonces, Hopkins sacó su copia y se la mostró: por supuesto, era la misma.

5. El reencuentro de unos gemelos

En 1979, dos gemelos de 39 años se reencontraron luego de haber sido separados a las 3 semanas de edad. Pero su encuentro estuvo lleno de sorpresas: ambos se llamaban Jim (nombres que les habían puesto sus padres adoptivos), ambos amaban las matemáticas y la carpintería y se dedicaban a la seguridad.

Pero todavía más curioso fue que las esposas de ambos se llamaban Linda, se habían divorciado y se habían vuelto a casar con mujeres llamadas Betty. Sus hijos se llamaban James Allan y James Alan.

6. El curioso caso de Eleanor Rigby

John Lennon y Paul McCartney se conocieron en la iglesia St. Peter en Woolton, en 1957. Esta amistad cambió la historia de la música, pues más tarde formarían The Beatles. Curiosamente, en el mismo lugar donde se conocieron, a unos metros, estaba la tumba de una mujer llamada Eleanor Rigby.

Fue nueve años después cuando Paul McCartney escribió “Eleanor Rigby”. Según los datos, el músico nombró así a su personaje por la actriz Eleanor Bron y por una tienda de Bristol llamada Rigby & Evens Ltd. Después dijo que quizá la tumba tuvo algo que ver en el nombre de su canción, aunque no de manera directa.

7. Stephen Hawking y los números

ASSOCIATED PRESS / East News

Que el tiempo es relativo y que las casualidades pueden existir lo sabemos, pero qué podemos decir de que el día de la muerte de Stephen Hawking haya sucedido en un día muy significativo: el 14 de marzo, el cumpleaños número 139 de Einstein y el día en que se celebra el Pi.

8. La suerte de una azafata

No cabe duda de que cuando la suerte te sonríe, lo hace de manera misteriosa. La joven enfermera Violet Jessop comenzó a trabajar como azafata en el barco Olympic y este chocó contra un buque. Afortunadamente, en ese momento no hubo víctimas mortales y, a pesar de los daños, el barco pudo regresar a puerto sin hundirse.

Pero un año después, Jessop fue traslada al Titanic, que chocó contra el iceberg en 1912; sobrevivió gracias a que subió al bote salvavidas 16 y le pidieron que se hiciera cargo de un bebé.

Pero la vida le puso otra prueba cuando abordó el Britannic y hubo una inesperada explosión. Y también sobrevivió. En realidad, murió a los 83 años por una enfermedad del corazón.

9. El cumpleaños de Mark Twain

Es sabido que cada 76 años, el cometa Halley pasa por la Tierra y puede verse en el cielo. En 1835, uno de los años en los que ocurrió este fenómeno, el famoso Mark Twain nació. Sin embargo, en algún momento el escritor predijo que su muerte sería en el mismo año en el que volviera a pasar el cometa.

“Eso lo decidirá el Todopoderoso, sin duda, pero aquí están estos dos fenómenos. Llegamos juntos, y tenemos que irnos juntos”, dijo. Lo más sorprendente es que no se equivocó, pues murió un día después de que el cometa alcanzara su punto más próximo a la Tierra.

10. La mujer que fue retratada dos veces por Google Maps

La popularidad de Google Maps ha ido en ascenso y cada vez predice más eventualidades que podrían ocurrir en el camino. Y aunque ya sabemos de algunas imágenes notables que nos ha regalado la aplicación, sin duda alguna se destaca la de Leanne Cartwright.

La llamada “viajera del tiempo” ha sido captada en el mismo lugar, con la misma pose y una bolsa con casi diez años de diferencia. Sin embargo, ella no lo sabía hasta que su esposo buscó la primera imagen y, entonces, encontró la segunda.

11. México y sus sismos

México es un país muy famoso por sus costumbres, su magia y su folclore, pero en los últimos 100 años de su historia han sucedido fenómenos telúricos que rebasan la explicación científica.

El 19 de septiembre de 1985, la ciudad de México despertó con uno de los sismos más fuertes que ha habido. Desde entonces, nada fue igual y cada año se realiza un macrosimulacro para evitar catástrofes.

Lo que es interesante es que en 2017 y 2022, pocos minutos después de realizar los simulacros, se han producido, ambos superiores a 7 grados en la escala de Richter, lo cual los hace muy peligrosos. Sin duda alguna, el 19 de septiembre es una fecha difícil de olvidar para los mexicanos.

12. La historia del Titanic escrita en una novela

El hundimiento del Titanic fue uno de los hechos históricos que conmocionaron a la humanidad, imposible de predecir o siquiera de imaginar, pues desde su construcción se había dicho que era insumergible.

Sin embargo, varios años antes, en 1898, el escritor Morgan Robertson publicó una novela llamada Futility. Narraba el naufragio sucedido luego del hundimiento de un transatlántico llamado “Titán”, que chocó contra un iceberg. Las similitudes eran tremendamente sorprendentes.

¿Qué coincidencia extraña te has encontrado?

Ahora lo vi todo/Datos curiosos/12 Coincidencias que muchos podrían creer que no son reales
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos