Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

13 Escenas que causaron a sus actores más problemas de los esperados

Muchas veces, cuando vemos una producción cinematográfica, nos dejamos fascinar por el resultado. Sin embargo, eso a veces puede cegarnos de todo lo que fue necesario para lograr el producto. Especialmente para los actores, hay partes del proceso que pueden ser particularmente difíciles, y no solamente por memorizar sus líneas, sino por salirse completamente de su zona de confort.

1. Midsommar: el terror no espera la noche: llanto colectivo

Midsommar: el terror no espera la noche es una película que tiene varias escenas emocionales, pero hay una que todo el equipo de filmación, y especialmente la actriz principal, Florence Pugh, esperaba con miedo. Se trata de la escena en la que Dani cae al suelo sin poder contener los sollozos. Está rodeada por un grupo de mujeres de la comuna, que comienzan a hacer los mismos sonidos que la heroína.

La actriz confesó: “Nunca me ha resultado fácil llorar frente a la cámara. Es algo muy personal para mí. Hubo momentos en los que los directores han tenido que cambiar de escena porque yo no podía llorar”. Resultó que con el “grupo de apoyo” es mucho más fácil relajarse: “Al final de la escena, nos acostamos en el regazo del otro y lloramos, y nuestros cuerpos se estremecieron naturalmente”.

2. Tornado: lluvia y granizo

Durante el rodaje de la película Tornado (1996), los gráficos digitales aún no estaban tan desarrollados como lo están hoy, y había muchas más cosas reales en las películas. Helen Hunt recuerda algunas de las escenas con escalofríos: “Tuve pesadillas durante el rodaje. No dibujaron el granizo en la computadora, sino que hicieron una máquina que nos arrojaba trozos de hielo. Era una locura. Nos tiraban agua con mangueras de bomberos, no podíamos oír nada. Me alegro mucho de haber terminado la película sana y salva”.

3. ¿A quién ama Gilbert Grape?: frases ofensivas dirigidas a la mujer obesa

Durante el rodaje, Johnny Depp se sintió imbuido de cálidos sentimientos amistosos por la actriz Darlene Cates, quien interpretó a la madre de su personaje. La mujer no era actriz profesional y estaba protagonizando una película por primera vez.

Según el guion, Gilbert Grape insulta repetidamente a su madre, llamándola “ballena arrastrada a la orilla” y otras palabras ofensivas. A Johnny Depp se le rompía el corazón cada vez que tenía que decir estas líneas. Después de tales escenas, llamaba a Darlene y se disculpaba, y cuando terminó el rodaje, le escribió una carta conmovedora.

4. Harry Potter y el cáliz de fuego: dolores a la hora de jugar quidditch y volar en escoba

Las escenas de vuelos en escoba, así como las del juego de quidditch en general, son las más espectaculares de la franquicia cinematográfica; sin embargo, Daniel Radcliffe admitió que no le gustaba participar en ellas para nada. En particular, señaló: “Fue una experiencia desagradable. Es bastante doloroso y definitivamente no quisiera repetirlo”.

Los “vuelos” en escoba también agotaban rápidamente a los actores. Para mantener las escobas con un aspecto natural, se equipaban con asientos muy pequeños, como los de bicicleta, por lo que estar durante largos períodos en la escoba no era muy agradable.

5. The Walking Dead: escena de la cesárea

La serie The Walking Dead está llena de diferentes sucesos que hacen que el corazón lata muy fuerte, pero, obviamente, cada actor tiene su propio límite. Para Lauren Cohan, la actriz que interpreta uno de los papeles clave de la serie, Maggie Greene, un momento así fue la filmación del episodio en el que le realiza una cesárea a Lori, la esposa de Rick. Entonces Lauren quiso dejar el proyecto e informó a su compañero de la serie, Steven Yeun, sobre su decisión, pero luego cambió de opinión.

6. Realmente amor: ridículo baile de improvisación

Realmente amor es una película amada en todo el mundo por su ambiente romántico de Año Nuevo. Y una de las escenas más brillantes de esta comedia es el baile del recién nombrado primer ministro en su residencia. Hugh Grant, por cierto, la odia.

Filmar el baile fue “un verdadero infierno” para el actor, quien creía que su improvisación no le gustaría a nadie. “Pensé: ’Esto es una tortura. Es, probablemente, la escena más atroz que se mostró en una película’”, compartió Grant.

7. El secreto del abismo: ataque claustrofóbico

Las condiciones durante el rodaje de esta película se consideran merecidamente como unas de las más difíciles. Los actores pasaron mucho tiempo en un reactor nuclear abandonado lleno de agua, lo que provocó que Mary Elizabeth Mastrantonio tuviera un ataque de nervios.

Su coprotagonista, Ed Harris, estaba tan nervioso que una vez rompió a llorar mientras conducía fuera del rodaje debido al estrés.

8. Robocop, el defensor del futuro: escena donde había que atrapar las llaves

Además de que hacía mucho calor en el disfraz de Robocop, el actor tardaba varias horas en ponérselo. Por cierto, los guantes estaban hechos de gomaespuma, por lo que era casi imposible agarrar algo con ellos.

En una de las escenas, Robocop tenía que atrapar hábilmente las llaves del auto que el sargento Reed le arrojaba, pero estas rebotaban constantemente en sus guantes. Le tomó un día completo de filmación finalmente atrapar las llaves con confianza. Cuando llegó la última toma, todo el equipo de filmación, y Weller en particular, estaban exhaustos.

9. Alien: la resurrección: escena bajo el agua

Cuando Winona Ryder tenía 12 años, estuvo a punto de ahogarse. La niña se salvó, pero el miedo a ahogarse se convirtió en una fobia para ella, y toda su vida adulta evitó el agua. Al prepararse para participar en la película Alien: la resurrección, que tenía muchas escenas bajo el agua, Winona trató de superar su miedo practicando buceo y, sin embargo, la inmersión en el agua implicaba un gran estrés para ella.

10. Perros de reserva: escena de interrogación del policía

Michael Madsen a menudo interpreta a villanos empedernidos, pero en la vida real es una persona muy pacífica y amable que no acepta la violencia. Durante el rodaje de Perros de reserva, no podía terminar la escena en la que su personaje maltrataba a un policía, solo porque Kirk Baltz (el actor que interpretó al policía), de manera improvisada, lanzó una línea en la que decía que su hijo lo estaba esperando en su casa. Madsen, que en ese momento tenía un hijo de un año y medio, simplemente no podía torturar a un hombre y al mismo tiempo bailar con una agradable melodía de los años 70.

11. Bird box: a ciegas: escenas con los ojos vendados

En la filmación de la película posapocalíptica Bird box: a ciegas, Sandra Bullock, según el guion, tenía que pasar la mayor parte del tiempo con los ojos vendados, y sufrió varias veces a causa de ello. Durante el rodaje, se golpeaba repetidamente la cabeza contra la cámara. Según sus palabras, el resultado de eso fue “un poco de sangre y lágrimas”.

12. Terminator 2: juicio final: la broma de Schwarzenegger

La escena en la que Terminator entra desnudo a una cafetería y exige ropa, zapatos y una motocicleta es una de las más geniales de la película. Según el guion, Terminator llega del futuro sin ropa. Arnold Schwarzenegger decidió hacer una broma y entró al local vistiendo unos divertidos pantalones cortos hawaianos.

El espectador solo ve el torso desnudo de Schwarzenegger, pero los demás actores apenas podían contener la risa mientras Schwarz hablaba con una expresión dura e imperturbable.

13. Apolo 13: escenas de ingravidez en el “cometa vómito”

Las escenas de gravedad cero se filmaban utilizando un avión de entrenamiento de la NASA, apodado “cometa vómito”. Se trata de un avión que vuela siguiendo una trayectoria parabólica, y en determinados momentos del vuelo, los pasajeros que se encuentran en la cabina pueden experimentar una sensación de ingravidez.

La gravedad cero dura solo 25 segundos. Durante ese tiempo, el equipo de filmación tenía que arreglárselas para filmar a los actores que volaban por toda la cabina (que fue copiada del Apolo 13). Se necesitaron un total de 612 parábolas para capturar el metraje requerido.

Bono: el trabajo con una actriz pequeña en Monsters, Inc.

El personaje principal de la caricatura Monsters, Inc. habla con la voz de una niña llamada Mary Gibbs. En ese momento, solo tenía dos años y medio y era casi imposible obligar a la niña a hablar en la cabina de doblaje. El director tuvo que correr tras ella por todas partes con un micrófono para grabar las palabras correctas. Algunas de las líneas de la joven actriz fueron obtenidas con la ayuda de juguetes.

¿Qué película consideras que haya tenido escenas especialmente difíciles de rodar?

Ahora lo vi todo/Datos curiosos/13 Escenas que causaron a sus actores más problemas de los esperados
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos