Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

Por qué los perros se olfatean entre sí y otros 12 comportamientos perrunos que no terminamos de entender

Tener un perro es una experiencia maravillosa, en la mayoría de los casos. Son animales que traen mucho amor y alegría a la vida de uno. Incluso se ha llegado a decir que es el mejor amigo del hombre, y no quedan dudas de que hay algunos que parecen más humanos que otras personas. Entonces, ¿será por esto por lo que a veces sus actitudes nos dejan con la boca abierta y llenos de preguntas? ¿Por qué los perros hacen lo que hacen?

En Ahora lo vi todo nos encanta aprender las costumbres de las otras especies que hay en el mundo. Es por eso por lo que aquí reunimos 12 cosas que seguro viste hacer a tu mascota y no sabías que tenían una explicación. ¿Te animas a descubrirlas?

1. Huelen el trasero de otros perros

Parecería que este ritual es como un apretón de manos en idioma perruno, pero es un poco más que eso. Esta zona en particular puede emitir aromas que son imperceptibles para los humanos, pero para ellos son de gran importancia, ya que les ayudan a obtener información vital sobre el otro para saber si ya se conocen de antes, estableciendo desde ahí una relación. Pueden ser tan precisos como para saber si su nuevo conocido es dominante, si está enfermo o incluso si es una pareja potencial.

2. Entierran o esconden algunos objetos

Algunos perros tienen una tendencia a excavar para ocultar huesos, juguetes, comida o croquetas. Antiguamente, los cazadores escondían su alimento para preservarlo y ocultarlo de otros animales. Esta forma de comportarse tiene que ver con que nuestros mejores amigos son protectores por naturaleza y “guardan” aquellos bienes deliciosos, muy preciados o que les serán útiles en el futuro en lugares donde, según ellos, nosotros no podremos encontrarlos.

3. Patean hacia atrás después de evacuar

Puede ser gracioso ver cómo tu perro, después de hacer sus necesidades, sobre todo en el parque o en la calle, da pequeñas pataditas hacia atrás como si quisiera limpiar el desastre, sobre todo porque muchas de esas veces no lo consigue. Pero esta creencia es incorrecta. La verdadera razón por la que ellos tienen este comportamiento es porque está en su instinto, y con estas extrañas patadas liberan feromonas en el suelo que les ayudan a “marcar su territorio” y que estimulan las interacciones sociales.

4. Rechazan a cierto tipo de personas

Tal vez hayas notado que tu mascota tiene más afinidad con unas personas que con otras. Esto es gracias al fino sentido del olfato que la caracteriza. Es más, mientras más agudo sea, más selectiva será con quienes se le acerquen. El rechazo sucede debido a las feromonas que perciben de los humanos. Estas pueden darles información a los perros sobre si están en peligro o parecer muy distintas a las de las personas. Pero no solo eso, también pueden sentir aversión por grandes sombreros, niños o personas con características distintas a lo que era familiar para ellos cuando eran pequeños.

5. Aúllan

Los perros ladran para comunicarse, pero también de vez en cuando aúllan como pequeños lobos. La diferencia entre estas dos puede ser el mensaje que ellos quieren transmitir. Antiguamente, sus ancestros aullaban para avisar de su ubicación a la manada o para alejar a otros animales de su territorio. En la actualidad, lo hacen para que notemos su presencia, expresar dolor físico, emociones de nerviosismo o de tristeza y abandono (como cuando salimos de casa) o simplemente para responder a estímulos en su ambiente, como sirenas u otros perros.

6. Sus patas huelen como frituras de maíz

Si alguna vez has acercado tu nariz a las patitas de tu amigo canino, tal vez hayas notado algunos aromas parecidos a las frituras de maíz o tal vez a bolitas de queso. Este olor es normal y no hay de qué preocuparse. Sin embargo, puede variar en cada uno de ellos. El origen está en las bacterias de su piel y ácidos grasos que les ayudan a mantenerla saludable, pero que al descomponerse desprenden este peculiar aroma, el cual también puede estar presente en el interior de las orejas.

7. Se muerden a sí mismos

Si alguna vez has visto que tu perro insistentemente lame o mordisquea una zona de su cuerpo, existen varias razones para este comportamiento. Dependiendo del área y la constancia con que lo haga, será necesario llamar a un veterinario. Puede deberse a una molestia ocasionada por alergias, sequedad en la piel, comezón o dolor. Incluso el aburrimiento puede hacer que tu perro enfoque su energía en lamerse constantemente. También puede deberse a la presencia de parásitos, pulgas o garrapatas, por eso lo mejor es observar más a detalle si ves que tu animal se lame más de lo normal.

8. Hacen hoyos en la tierra o la arena

Existen diversas razones por las que los perros cavan hoyos. Si el clima es muy caliente, ellos podrían hacerlo para buscar tierra más fresca y poder recostarse en ella; incluso las perras que están cerca de dar a luz tienden a cavar hoyos por instinto. Sin embargo, algunos lo hacen por ansiedad o porque se sienten atrapados o aburridos, pues esta actividad es sumamente entretenida para ellos.

9. Suelen escapar

Hay perros para los cuales una puerta abierta parece su gran oportunidad para salir corriendo de casa, aunque también pueden responder a distintos estímulos como sonidos fuertes o ir tras otros animales a gran velocidad. Los canes hacen esto porque pueden tener mucha energía contenida debido a una falta de actividad física, por miedo, ansiedad de separación o cuando se encuentran en etapa de apareamiento, pues solo se dejan llevar por su instinto.

10. Comen sus heces o las de otros perros

La coprofagia puede ser más común en los cachorros que en los perros adultos y, aunque pareciera algo asqueroso para los humanos, lo cierto es que ellos no lo encuentran desagradable en absoluto, incluso puede ser algo que disfruten o hagan para llamar tu atención. Afortunadamente, este hábito no suele afectar su salud, pero puede corregirse simplemente recogiendo las heces de inmediato y restringiendo el acceso a ellas.

11. Se lamen la nariz

Los perros lamen su propia nariz para mantenerla húmeda de manera regular. Hacer esto ayuda a su olfato a identificar mejor los olores, ya que este es su sentido principal. Sin embargo, esto también puede ser parte de su lenguaje corporal, ya que si lo hacen de manera persistente podría indicar que están ansiosos, temerosos, confundidos o que tienen náuseas. Cuando el comportamiento es anormal, lo mejor es consultar con un médico veterinario.

12. Comen fuera de su plato

Algunos perros prefieren sacar la comida del plato y comerla en otro lugar, lo cual puede parecer algo extraño. Esto se debe a que, si conviven con otros canes, pueden preferir apartarse que tener que “competir” por comida con otro más dominante. Otra causa de este comportamiento puede ser que tu peludo compañero encuentre desagradable el ruido que produce cuando come, en caso de tener un plato metálico.

¿Creías que tu perro era raro? ¿Qué otras cosas “extrañas” hace tu mascota?

Ahora lo vi todo/Datos curiosos/Por qué los perros se olfatean entre sí y otros 12 comportamientos perrunos que no terminamos de entender
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos