Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

12 Errores que cometemos al decorar nuestro hogar y lo alejan de lucir magistral

Quizás una de las cosas más reconfortantes es llegar a casa y verla ordenada y bonita, que sea verdaderamente tu remanso de paz. Para lograrlo, existen muchos métodos: combinar colores, acomodar de cierta forma los muebles o utilizar determinada iluminación. Sin embargo, nadie nace sabiendo y en aras de conseguir nuestro objetivo, a veces omitimos poner atención a ciertos detalles. A continuación te enlistamos algunos de ellos para que luzca perfecto tu hogar.

1. Estantes abiertos cubiertos de cosas

Los estantes abiertos son un gran lugar para almacenar libros y diferentes artículos decorativos pequeños, pero no hay que llenarlos al máximo. La ligereza en el interior aparece cuando los estantes “respiran”: los objetos en ellos están dispuestos de manera que haya mucho espacio vacío entre ellos.

2. Libros viejos

Prácticamente todo el mundo quiere hacer alarde de cada libro que tiene en su casa. Este es un gran error. Primero, hay que quitar los libros de bolsillo. En segundo lugar, es necesario deshacerse de aquellas publicaciones que ya han sido bastante maltratadas por el tiempo.

Para que las estanterías se vean tan elegantes como en las páginas de las revistas, no es necesario colocar libros uno al lado del otro y obstruir todo el espacio libre con ellos. Es mejor colocar 2 o 3 pequeñas pilas de libros en el estante y dejar espacio entre ellas para diferentes elementos decorativos. Se considera que la estantería está llena cuando ya has ocupado el 80 % de su superficie.

3. Cojines de sofá

Las almohadas decorativas son un elemento elegante, pero solo si son pocas. Digamos que la cantidad ideal es 2 o 3 por cada punta del sofá. En cambio, si arrojas una pila entera de almohadas sobre los muebles tapizados o las colocas en fila, el lugar se verá desordenado.

4. Muebles dispuestos a lo largo de las paredes

Cuando todos los muebles se colocan a lo largo de las paredes, el espacio se contrae visualmente: se crea una sensación de desorden. Para que un departamento se vea limpio, hay que alejarse de un enfoque tan tradicional de la disposición de las cosas. Por ejemplo, es mejor colocar una mesa en un comedor o sala de estar en el centro de la habitación, y no en una esquina.

5. Fotografías y pinturas enmarcadas

Muchas fotografías en diferentes marcos no crean una sensación de calidez en absoluto; por el contrario, la habitación parece desordenada. Vale la pena dejar solo unos pocos marcos iguales y el resto es mejor guardarlo en un álbum. Y hay que tener prudencia al colocarlos: por ejemplo, una composición de fotografías ubicada en la pared sobre la puerta se ve muy ventajosa.

Otra regla: todas las pinturas y fotografías de la habitación deben ubicarse en un solo lugar. Si cuelgas 2 en la entrada y colocas 4 más sobre la mesa, se verá desordenado. Y si tu interior es colorido, tiene sentido usar fotos en blanco y negro: así no distraerán la atención de la decoración principal del ambiente.

6. Cables

Si ocultas todos los cables (del televisor, cables de alimentación, diferentes cables de extensión, cargadores), te sorprenderás de lo ordenado que se verá el departamento.

Primero, hay que sacar todos los muebles y desenredar con cuidado los cables. Después, hay que extenderlos y fijarlos, por ejemplo, con sujetadores especiales y velcro. Además, es mejor utilizar un color diferente para cada cable.

7. Muebles voluminosos

Al elegir los muebles, hay que partir del tamaño de una habitación en particular. Tanto las cosas demasiado grandes como las demasiado pequeñas destruyen la atmósfera de calidez: el departamento parecerá desordenado o muy vacío. Y a veces, para crear orden visual, basta con sacar de la habitación 1 o 2 sillones enormes y un par de pequeñas mesas.

8. Cortinas volumétricas en las ventanas

Hay una regla: no debe haber más de 2 tipos de cortinas en las ventanas. Digamos que un tul ligero y 2 cortinas más gruesas a los lados es una buena opción. Mientras que unas cortinas pesadas, por ejemplo, con un tercer elemento colgando desde arriba, evitarán, en primer lugar, que la luz del sol pase hacia adentro, y en segundo lugar, harán que la ventana se vea masiva. Incluso el departamento más abarrotado se verá mucho mejor si está inundado de luz solar.

9. Decoración oscura

Los colores blanco y pastel siempre se verán más impecables que los oscuros. Cualquier habitación con abundancia de muebles opacos y lúgubres parece más sucia de lo que realmente es. Esta percepción se debe a nuestro subconsciente: cuanto más blanco, tanto más limpio, y viceversa.

Eso sí, esto no quiere decir que haya que pintar con urgencia todas las paredes de blanco y comprar muebles en colores pastel. Basta con agregar acentos claros a una habitación oscura para que brille con nuevos colores.

10. Iluminación insuficiente

Todo tipo de sombras y rincones sin iluminación agregan una sensación de desorden. Si la luz natural no es suficiente, hay que asegurarse de tener una buena fuente de iluminación artificial.

También hay algunos trucos de diseño útiles:

  • Pinta el techo de blanco: la habitación no solo se verá más limpia, sino también visualmente más grande.

  • Utiliza las paredes y el techo como reflectores. Para ello, coloca las lámparas cerca de estas superficies de modo que la luz se dirija hacia ellas.

  • Cuelga 1 o 2 espejos grandes de marco delgado: también reflejan la luz y el marco delgado no se verá pesado.

11. Patrones

Combinar una gran cantidad de patrones en el diseño interior es un legado de los años 90. Esta tendencia es considerada obsoleta desde hace mucho tiempo, ya que los diferentes patrones crean una sensación de desorden. A veces, para deshacerse de ellos es suficiente reemplazar 2 almohadas de colores por otras lisas. Pruébalo y verás cómo se transforma la habitación.

12. Muebles bajos

Una habitación grande por defecto parecerá menos desordenada que una pequeña. Y para que un ambiente se vea más grande, los muebles ubicados a lo largo de las paredes o directamente sobre ellas (por ejemplo, los gabinetes de cocina) deben llegar hasta el techo. De lo contrario, las paredes se acortan visualmente.

Se debe prestar especial atención a las cortinas. Los diseñadores aconsejan que sean lo más altas, largas y anchas posible. Por lo tanto, es mejor colocarlas no directamente a lo largo del contorno de la abertura de la ventana, sino unos centímetros más arriba. Esto creará la ilusión de una ventana grande, lo que hará que la habitación se vea más grande y ordenada.

¿Cómo te gusta organizar tu espacio? ¿Cuál es tu estilo favorito para decorarlo?

Ahora lo vi todo/Hazlo simple/12 Errores que cometemos al decorar nuestro hogar y lo alejan de lucir magistral
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos