Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

5 Razones por las que tu perro les ladra a algunas personas y a otras no

Tener un perro puede ser una de las experiencias más gratificantes y hermosas de la vida. Sin embargo, existe la posibilidad de que haya ciertos comportamientos de las mascotas difíciles de comprender, como el de lardarles a determinadas personas. Este temperamento momentáneo podría indicar agresión, una actitud defensiva o simplemente alguna forma de ansiedad. Entonces, ¿por qué los canes tienen reacciones diferentes según la persona?

En Ahora lo vi todo buscamos respuestas a esta pregunta para compartirlas contigo y que, de esa forma, conozcas mejor a tu amigo de cuatro patas. Alerta de spoiler: si te quedas hasta el final, encontrarás un consejo para evitar tal comportamiento.

1. Lo desconocido les asusta

La razón más común por la que tu perro reacciona mal ante ciertas personas es porque está experimentando algo nuevo. Si el animal no está socializado adecuadamente, cada exposición a extraños, y con ello, un montón de nuevos olores, imágenes y comportamientos, puede parecer una amenaza para él. Incluso si sí está socializado, aún puede encontrarse en una situación en la que se sienta ansioso e inseguro por algo desconocido.

Por lo tanto, es más probable que el perro ladre a las personas que tienen rasgos menos familiares, especialmente cuando se trata del aroma y la apariencia.

2. Los perros perciben algunas características como más amenazantes

Las personas difieren en altura, características y formas de moverse, y todo esto puede parecer intimidante para el perro. Entre las cosas que pueden resultar desagradables se encuentran:

  • Accesorios como sombreros y gafas de sol, que obstruyen la cara a la vista del perro
  • Vello facial, por la misma razón
  • Ser alto
  • Voz gruesa
  • Lenguaje corporal particular, especialmente contacto visual intenso, directo o mirada fija
  • Olor fuerte a humo, pero al perro también puede no gustarle el champú, perfume, desodorante o incluso lo que comió hace poco determinada persona

Cualquier combinación de estas cosas puede hacer que el perro se sienta nervioso. Algunos generalmente temen más a los hombres adultos porque tienen características más “extrañas” desde la perspectiva del perro: son más altos, tienen una voz más gruesa y vello facial.

3. Los malos recuerdos pueden estropear el primer encuentro

Los perros pueden notar algo con lo que tienen una asociación negativa y ponerse a la defensiva. Algunas personas pueden parecer aterradoras para ciertos animales porque relacionan su olor o apariencia con malos recuerdos. Si el perro ha sido traumatizado o maltratado en el pasado, puede ladrar a las personas que le recuerdan a quienes le hicieron eso. Los canes pueden desarrollar una desconfianza generalizada por algunas características específicas como el género.

4. Intentan proteger a sus humanos, incluso si no es necesario

Los perros pueden ser territoriales y protectores con sus humanos, especialmente las razas de guardianes como mastines, pastores y terriers. Por lo tanto, pueden reaccionar agresivamente hacia cualquiera que “invada” su espacio o actúe de una manera que pueda percibirse como una amenaza para su familia. Los comportamientos que pueden desencadenar una reacción de protección en tu perro no tienen que ser realmente agresivos: puede ser solo una acción repentina o enérgica.

De hecho, los perros pueden percibir a los humanos como atemorizantes si hacen movimientos o ruidos inusuales, como ponerse un sombrero o abrir un paraguas. Además, el animal podría simplemente sentirse celoso y actuar de manera posesiva si ve interacciones amistosas entre su dueño y otras personas.

5. Ven la verdadera naturaleza de las personas

Los perros suelen ser buenos juzgando el carácter, y varios estudios han demostrado que pueden determinar si una persona es digna de confianza o no. Estos evalúan constantemente las interacciones sociales y desconfían de cómo otros tratan a sus dueños. Es más probable que muestren desconfianza y ladren si ven que la gente no es útil. Incluso pueden captar la actitud que su dueño tiene hacia alguien.

Además, los perros pueden oler el miedo, junto con el estrés, la excitación y la ansiedad, debido a nuestras hormonas liberadas a través del olor corporal. Sentir estas emociones extremas puede hacer que un animal se sienta incómodo, y, a menudo, el resultado de eso es el ladrido.

Bono: cómo evitarlo

Para evitar gran parte de estos problemas más adelante en la vida de un perro, debes socializarlo adecuadamente cuando es cachorro. Trata de enseñarle tantos olores, ruidos y personas nuevas como sea posible, para que, como adulto, nada le sorprenda. Expuesto a diferentes experiencias, el cachorro crecerá más flexible y mentalmente estable.

Si el perro ya tiene un problema con las personas, enséñale a no ponerse a la defensiva ni a proteger todo lo que le rodea. Entrénalo con comandos clave para que se siente o se calme cuando alguien nuevo esté cerca, repitiendo el proceso hasta que sepa qué hacer sin problema. No olvides tener cerca un puñado de sus golosinas favoritas como premio por su buen comportamiento.

¿Crees que los perros pueden captar las intenciones de las personas? ¿Qué haces cuando tu mascota les ladra a tus invitados?

Ahora lo vi todo/Hazlo simple/5 Razones por las que tu perro les ladra a algunas personas y a otras no
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos