Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

15 Personas que no dudaron ni tantito en huir de su nuevo empleo

A veces, encontrar un buen trabajo se convierte en toda una odisea: si no es por el empleador que resulta ser un tirano, entonces es por las normas internas que violan todas las leyes del código laboral. Recolectamos historias sobre empleos que se acabaron antes de empezar, porque los protagonistas, habiendo apenas ocupado el cargo, llegaron a entender: hay que huir de este lugar.

  • Trabajé 2 horas. Tuve que llegar 2 horas antes del turno para completar algunos trámites y conocer a mis colegas. Bueno, llegué 2 horas y 15 minutos antes. Me presenté al personal. Me pidieron esperar en la sala de descanso. Finalmente, llegó el jefe enojado como el demonio, y me dijo que había llegado tarde y que eso era una falta de respeto de mi parte. Le dije que revisara las cámaras para que viera que había llegado a tiempo. Le dije que buscara a otra persona para que ocupara mi cargo y me fui. © Maxwell Hart / Quora
  • Mi trabajo duró 3 días. A la edad de 17, conseguí un trabajo en un videoclub, donde la jefa, una rubia increíblemente rica, no paraba de contarnos sobre lo genial y rica que era. Cuando, después de mis primeros tres turnos, llegó mi día libre, me llamó diciendo descaradamente que había inundado el local. Había agua e impurezas por todas partes, y tenía que ir a limpiarlo. En general, me quedé callado durante un par de segundos y luego le dije: “Ni hablar. Por cierto, renuncio”, y colgué. © Leah Lockhart / Quora
  • En mi juventud, decidí ganar dinero extra trabajando de peón. Encontré una empresa de construcción, hice una llamada y me contrataron. Llegué temprano en la mañana. Tardaron 2 horas en arreglar mis papeles, luego me llevaron a la obra, que estaba vacía: había un edificio sin terminar y no había nadie. El jefe me dijo que esperara a los demás. Estuve buscando guantes por otros 30 minutos y no pude encontrarlos. Luego llegaron los obreros. Al final, resultó que la gente había llegado por dinero que no se les había pagado durante varios meses. Después de una conversación de unos 10 minutos, me di cuenta de que no había nada que hacer allí. Fui a la oficina y renuncié. © santik8 / Pikabu
  • Ocurrió hace unos 5 años. Un chico fue contratado en nuestra escuela como profesor. El lunes fue su primer día laboral, cuando asistió a su primer consejo de profesores. El chico pasó una hora y media escuchando el plan de trabajo para una semana y luego abandonó la reunión y renunció. Nunca dio una sola clase. © uchakucha / Pikabu
  • Trabajé de administrador en un minimercado. Después de una pasantía no remunerada de un día, contrataron oficialmente a una chica para el cargo de cajera. Llegó a la hora de abrir, recibió una camiseta, se la puso y, pidió salir a respirar aire fresco antes del inicio de su turno. Nunca volvimos a verla a ella ni a esa camiseta. © Timon.chik / Pikabu
  • Conseguí trabajo en una tienda. Resultó que todo en su interior estaba cubierto de tierra y polvo, y ni siquiera había una caja registradora. Tuve que completar todas las ventas manualmente. También tuve que comprar una nueva camisa de manga larga, ya que el propietario creía que las mangas cortas se veían poco profesionales y eran inapropiadas para una chica (y todo esto sufriendo de calor por no tener el aire acondicionado). Como resultado, tuve un ataque repentino de alergia al polvo, salí y me fui de allí para siempre. Ni siquiera volví por mi dinero. © violet_interference / Reddit
  • Fui invitado a trabajar como especialista en TI en una empresa estatal. Tuve que presentar un montón de papeles, luego tardaron un mes en chequear mi biografía. Finalmente, empecé mi primer día laboral. Me enseñaron la sala de servidores que parecía establos de Augean: había montones de basura alrededor de los estantes de servidores. En uno de los servidores encontré una zapatilla rota de alguien. Me di cuenta de que tendría que arreglar todo esto por un salario bastante modesto... Simplemente, salí de la sala de servidores, fui al departamento de recursos humanos y renuncié. Trabajé menos de media hora. © grimoura / Pikabu
  • El primer día de trabajo en el almacén, me explicaron cómo eran los descansos de 15 minutos. El camino al baño tomaba alrededor de 2,5 minutos, luego 10 minutos de descanso y 2,5 minutos de regreso. Resumiendo, en 2,5 minutos llegué a mi coche y me fui de allí. © teamfaysal / Reddit
  • Hace unos años, trabajé en el departamento de conferencias de un periódico. Un día, a la empresa se incorporó una chica bonita. Después de pasar una hora en nuestro departamento, algunos colegas ya habían comenzado a seguir su cuenta en Instagram. Luego nuestra nueva empleada se tomó una selfi en el baño, la publicó, sin olvidar colocar los hashtags correspondientes, y nunca más la volvimos a ver. © lelik001 / Pikabu
  • Trabajé en un restaurante. Me dijeron que el personal solía comer las sobras de la comida de los clientes para el almuerzo. Unas tres horas después, una mesera trajo un plato de carne a medio comer y lo tiré. Entonces apareció el dueño y me preguntó por qué diablos había tirado la carne. Le dije: “¿Quizás porque alguien más se lo comió?”. Pero me dijo que él se lo iba a terminar. Bueno, le respondí que no había ningún problema, saqué la carne de la basura, se la puse en un plato y me fui a casa deseándole buen provecho. © Cousin Mary / Quora
  • En el verano, trabajé como paisajista. Tuvimos una tarea: cavar un hoyo en el suelo rocoso. Pedí una pala, pero no la tenían. El jefe me ofreció cavar el hoyo con mis propias manos y luego se fue. Lo intenté durante un rato, luego dije: “¡Al diablo!”, y me fui. Si me hubieran dicho de antemano que tenía que llegar con mis herramientas, las habría traído. ¡Cómo diablos iba a cavar el suelo duro y rocoso con las manos! © csudebate / Reddit
  • Conseguí un trabajo de mesera y me quemé las manos con los platos calientes que servía toda la noche. Me prohibieron usar toalla, diciendo que solo necesitaba acostumbrarme. Bueno, no quise hacerlo. © NorCalKerry / Reddit
  • Cuando me enteré de que había que pagar por el uso de microondas en la cocina, me di cuenta de que tenía que salir corriendo de aquel lugar. © CaptainAr*****e / Reddit
  • Después de la universidad, empecé a trabajar en una escuela. Enseguida me asignaron un aula y me dijeron que pintara los escritorios, las sillas, las paredes y arreglara el linóleo dañado. Dije: “Está bien, pero necesito un poco de pintura y una brocha”. A lo que me contestaron: “Tendrás que recaudar el dinero de los padres de tus alumnos para todo lo que necesites”. Pensando en cómo me las arreglaría, me puse a limpiar la basura dejada por la profesora anterior. Después del almuerzo, el consejo de profesores se reunió. El director anunció que ese día terminaríamos el trabajo en las oficinas y el día siguiente nos pondríamos a trabajar en las zonas comunes. Nunca volví a esa escuela. © Humora / Pikabu
  • En 2006, conseguí un empleo en una pequeña compañía de seguros. El primer día, el propietario (un hombre muy anciano) dijo que el uso del correo electrónico y el fax en la oficina estaba prohibido, porque “creía solo en la comunicación en persona, por teléfono o por correo”. Salí a almorzar y nunca volví. No puedo siquiera imaginar lo ineficaces que eran. © uno_the_duno / Reddit

¿Cuál es la peor experiencia laboral que has tenido? ¡Echa el chisme completito!

Imagen de portada lelik001 / Pikabu
Ahora lo vi todo/Historias/15 Personas que no dudaron ni tantito en huir de su nuevo empleo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos