Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

18 Personas que fueron al gimnasio del carácter para poder defenderse de los sinvergüenzas

Durante nuestra vida vamos creciendo bajo consignas como el respeto y la tolerancia. Pero también están quienes van entrenando su carácter para enfrentar a personas cuya insolencia y descaro son tan inmensos que se pueden medir de la cabeza al cielo. Y es que uno nunca sabe, a veces estos seres se presentan en el transporte público o vienen disfrazados de compañeros de trabajo y hasta de pretendientes.

En Ahora lo vi todo, aplaudimos a quienes saben poner límites ante las personas groseras, como los 18 protagonistas de este artículo, que las enfrentaron magistralmente. Al final encontrarás un bono.

  • Conseguí un nuevo trabajo en una oficina. Y a partir de entonces, la gente empezó a llamarme y a preguntarme cómo pasar la prueba de matriculación. ¡15-20 llamadas al día! Por supuesto, les respondí que tenían el número equivocado. Fui al sitio web del centro educativo y sí, el número de teléfono de mi trabajo estaba indicado allí por error. Llamé para pedir que eliminaran mi número de la página, pero me ignoraron. Entonces a todos los que me llamaban sobre la prueba, les decía que tenían que llevar un lápiz bien afilado y 10 USD. Una multitud de gente se presentó allí diciendo que querían hacer la prueba por 10 USD, aunque costaba 200 USD. Finalmente, mi número de teléfono desapareció del sitio web del centro educativo. © Billiam201 / Reddit
  • En una de las redes sociales, me escribía un sujeto. Quería un amor grande y puro. Que por la casa corrieran niños parecidos a él. Y que su esposa, con un delantal y con ojos cariñosos, lo recibiera después del trabajo. Todo como en un anuncio de mayonesa. Entré a su perfil. Las fotos eran buenas. En la pesca, con amigos, al lado de un coche, un clásico. Pero también lo encontré en otra red social y descubrí otras fotos: mi “Romeo” estaba sentado rodeado de su familia, bastante contento y bien alimentado. Por cierto, me dijo que nunca había conocido la felicidad familiar. Le mostré esas fotos diciendo: “¿En serio? ¿Por qué?”. En respuesta escuché una historia conmovedora: que se casó solo por “compromiso”. No hay amor en su vida. (¿Y de dónde salieron los tres niños entonces?). Al final lo dejé. © Ole21 / Pikabu
  • El nuevo supervisor empezó a escribir informes sobre mí. Algo como: “El empleado N. contó incorrectamente los materiales para el pedido porque le dieron datos iniciales incorrectos, pero aún lo considero culpable, ya que pidió los datos en un tono poco convincente”. Con estos informes fui a ver al jefe y le dije: “Esto es un completo delirio, voy con esto a quejarme al sindicato”. El jefe dijo: “Espera, tranquilízate”. Llamó al supervisor para hablar con él. Y él se ofendió conmigo, me llamó soplón. Empecé a reírme, dándole de su propia medicina. Ahora no me habla. © sg.prophet / Pikabu
  • A mi suegra, una mujer bajita, no le gustaba usar el trapeador: no era tan bueno para limpiar pisos. Decía que había que lavarlos con las manos, de rodillas. Soy alta y delgada, estaba lavando el piso con las manos, pero inclinada. Ella me reprendió diciendo que lo hacía incorrectamente. Le respondí: “Para ti está bien, eres bajita, el piso lo tienes cerca, para ti es fácil ponerte de rodillas, pero yo soy alta y el piso está lejos, es más cómodo para mí inclinarme”. No hizo más comentarios. © Zhanna Marambey / Facebook
  • Un compañero del trabajo compró un reloj de marca y comenzó a presumirlo ante todos. Le dijo a un colega: “¿Sabes cuál es la diferencia entre tu reloj y el mío? El tuyo muestra la hora, pero el mío también muestra el estatus”. Me sentí herido por mi amigo y le dije: “¿Sabes qué más muestra tu reloj? Que no tienes la suficiente sabiduría como para no juzgar a la gente por la marca que usa”. © Nikhil Srivastava / Quora
  • Tenía una relación con un hombre que era bajito de estatura y rubio. Constantemente insistía en que me tiñera el cabello de rubio y que me hiciera la permanente, porque a él le gustaban rubias y de cabello rizado. Yo soy de cabello oscuro y lacio. Cansada de decirle que no estaba de acuerdo y que me gustaba mi cabello tal como era, llegó un punto en el que le dije: “Está bien, me voy a hacer lo que me pides porque te gustan rubias y de cabello rizado. Pero entonces tú también tendrás que hacer algo, porque a mí me gustan los hombres altos y afroamericanos”. Fue la última vez que tocó el tema. Ahora es mi ex. © Diana Aquino / Facebook
  • Trabajé en un centro de llamadas, aceptaba pagos de los clientes cuyo teléfono les había sido cortado por falta de pago.
    Hombre: “¡Conecta mi teléfono ahora!”.
    Yo: “Lamento mucho que su servicio haya sido interrumpido. Puedo aceptar su pago y habilitarlo. Puede tardar hasta 2 horas”.
    Hombre: “¡¿Qué tipo de trabajadores son?! ¿Sabes quién soy yo? ¡Las vidas de las personas dependen de mí!”.
    Yo: “Está bien, entonces estoy seguro de que comprende lo importante que es que yo reciba su pago ahora mismo”.
    Hombre: “¿Me acabas de llamar tonto?”.
    Yo: “No. No creo que sea necesario”.
    Silencio prolongado.
    Hombre, cortésmente: “Está bien. Quiero hacer el pago”. © Ryan C. Perry / Quora
  • Mi padre trabajaba como soldador en una fábrica. Había un hombrecito allí a quien todos llamaban Ardilla. Le gustaba “tomar prestadas” las cosas de otras personas y no devolverlas a su lugar. Así que las herramientas de mi padre desaparecían constantemente. Se quejó varias veces, pero fue en vano. Entonces mi padre recogió las cosas de ese hombre, las metió en una caja y la soldó a una altura de 6 metros. Cuando el hombre descubrió la pérdida, fue con el jefe. Vino el jefe del taller y papá dijo: “A las ardillas les encanta trepar a los árboles, ¿estás seguro de que no las dejaste en algún lugar en la altura?”. Después de esto, trabajaron juntos durante otros 10 años y a papá nunca más le desapareció nada. © Dark909911 / Reddit
  • Fui a un montón de entrevistas, en todas partes recibía un cortés “Te llamaremos”. Esto resulta muy molesto. Bueno, ¿qué más quieren? Tengo educación, no tengo malos hábitos y pido el salario más común. Y aquí estaba en la tercera entrevista del día, en la oficina había gente de RR. HH. y los superiores inmediatos. Me preguntaron: “Bueno, ¿cómo te ves en nuestra empresa en un futuro próximo?”. Yo estaba tan molesto por estas preguntas tontas del mismo tipo que respondí: “Me veo como una persona que odia a todos los colegas porque tengo que responder constantemente preguntas estúpidas. Además, al menos una vez a la semana, prometo gritarles a todos por utilizar equipos de oficina incorrectamente y beber 3 baldes de té al día, porque en la mayoría de los casos no tendré absolutamente nada que hacer”. El jefe levantó las manos con admiración: “Bueno, la viva imagen de nuestro último administrador de sistemas. ¡Te tomamos!”. © “Habitación n° 6” / Vk
  • Un hombre me dijo que el anillo de su dedo anular era de la abuela y que lo usaba para honrar su memoria. Solo que el anillo era muy grande y obviamente masculino. Entonces conseguí el número de teléfono de su casa. Llamé, atendió su esposa, y le dije que él las “había enterrado” a ella y a su abuela. © lateefa / Pikabu
  • En la universidad teníamos un profesor de ingeniería eléctrica, un hombre raro, pero no era malo. Simplemente había enseñado la materia durante medio siglo y no entendía qué problemas podría haber con esta “simple” integral de Duhamel. Le gustaba gritarles a los estudiantes. Cuando fui a rendir un examen oral, tenía sueño, estaba enojado y comencé a responderle con gritos. El grupo se preparó para lo peor, pero resultó que de esta manera fue posible llevar a cabo una discusión con él. E incluso admitió sus propios errores. © int.13h / Pikabu
  • Mi madre murió de cáncer hace cinco años. Mi papá conoció a Grace, mi ahora madrastra, cuando era la enfermera de mi mamá en el hospital donde pasó sus últimos días. Durante un año, Grace tocó las notas correctas para ganarse la confianza de mi padre, pero yo sentía que ella solo lo buscaba por su dinero. Él era un banquero muy exitoso y había acumulado una gran riqueza.
    Después de seis meses, se casaron. Sin embargo, mi padre nunca superó a mi madre y murió un año después. Yo heredé su casa a pesar de que no la esperaba y no la había pedido, y le dejó alrededor del 80 % de su dinero a Grace. Ella trató de ser amistosa, pero me di cuenta de que estaba muy enojada porque mi papá no le había dejado la casa. Aun así se quedó y actuó como si fuera suya. Yo solo iba cada dos meses para ver a mis primos.
    Cinco meses después de que mi papá falleció, Grace comenzó a salir con un chico nuevo de nombre Iván; ellos actuaban como si yo fuera un invitado en mi propia casa. Un día, Grace me dijo que le había regalado mi PlayStation 4 al primo de Iván porque “soy demasiado mayor para jugar con videojuegos”. También dijo que ella e Iván se iban a casar porque “no puedo llorar a tu padre para siempre. Tengo que seguir adelante con mi vida”. Grace tenía la intención de ir a su tierra natal para casarse con Iván y luego tener su luna de miel. Me aseguró que sería muy íntimo, “de lo contrario, te invitaría, cariño”, dijo. Yo solo la felicité y ella me pidió que cuidara la casa. Cuando se fueron, inmediatamente le alquilé la casa a una familia joven. Grace, por supuesto, trató de chillar y de causar problemas cuando se dio cuenta de que la había echado de MI propiedad, pero mi abogado rápidamente le cerró la boca sin que yo tuviera que volver a hablar con ella.
    Si Grace hubiera sido más linda y amable, podría haberla dejado quedarse (y definitivamente si se hubiera mantenido fuera de mi habitación). Pero no, ella tenía que actuar como propietaria, así que tuve que dejarla sin hogar como regalo de bodas.
    Compré otra PS4, aunque ni siquiera usaba mucho la anterior. ¿Y qué? No está bien regalar las cosas de otras personas. © YoungSourSwede / Reddit
  • Hace unos 6-7 meses, mi vecino consiguió un dron. Lo hacía volar frente a otras casas, intentaba “competir” con los autos que iban andando, y lo hacía volar en mi patio trasero, bajando por encima de mis perros. Mi perro es un malamute, pesa como 30 kg, pero el dron lo aterrorizaba. Le pedí a mi vecino varias veces que por favor no lo hiciera volar sobre mi jardín porque asustaba a mi perro, y básicamente se rio en mi cara. Incluso llamé a la policía, pero no pudieron hacer mucho.
    Finalmente, en diciembre, sucedió: mi perro se cansó de su porquería y logró atrapar al dron. Lo destrozó. La cosa no era más que un revoltijo de cables y plástico.
    Mi vecino estaba enojado. Irrumpió en mi casa maldiciéndome y amenazándome, lo cual ignoré. Una semana después, recibí una cita del tribunal de reclamos menores: quería 900 USD por el costo de su dron y 300 USD supuestamente por negarle el acceso a su propiedad. ¡Qué diablos! Podría haber matado a mi perro. No tengo hijos ni novia, solo tengo a mi perro, ha sido mi mejor amigo durante los últimos 7 años. Ese perro se ha mudado conmigo tres veces, estaba allí cuando me gradué en la universidad, me vio comprar mi primera casa y mi primer auto nuevo. Amo a mi perro.
    Pedí asesoría legal y obtuve una gran ayuda. Cuando llegamos a la corte, el juez básicamente se rio de sus argumentos de que yo había entrenado intencionalmente a mi perro para que atacara a su dron. Él no sabía que venía preparado. Tenía docenas de fotos de mi jardín que mostraban que era imposible que volara “accidentalmente” tan bajo, videos de él acosando a mi perro, y había guardado todas las facturas por llevar a mi perro al veterinario. ¿700 USD por una radiografía? ¿Otros 250 USD para sedarlo? ¿Por qué no? No quiero que se sienta incómodo. ¿Examen dental completo con limpieza y reparación de dientes? 400 USD. Luego estaba el costo de los medicamentos contra la ansiedad y un chequeo secundario, comida húmeda por una semana por si le dolían los dientes, y más. Ahora disfruta que nunca más te permitan volar drones, amigo. © D**dDrone999 / Reddit

Bono: Una historia que demuestra que un “verdadero maestro de aikido” no necesita usar puños para ganar

  • Metro, hora pico. En el último segundo, un adolescente se metió por la puerta. Accidentalmente empujó a otro chico y a su novia: había mucho espacio adentro, solo que estos dos estaban parados en la entrada. Bueno, creí que iba a pasar algo. El chico comenzó a protestar: “¡Mira por dónde vas!”. Adolescente: “Lo siento, amigo, la puerta se cerró tan rápido”. El chico: “Podrías haber esperado el próximo tren” y levantó la mano claramente con la intención de golpearlo. Adolescente (extendiendo la mano para saludar): “Muchas gracias por el consejo”. La gente de alrededor y la novia del chico se rieron. Él quedó desarmado. © Klush Treio / Quora

Cuéntanos una anécdota en la que hayas tenido que enfrentar la insolencia o el descaro de alguna persona y cómo fue que lo hiciste.

Ahora lo vi todo/Historias/18 Personas que fueron al gimnasio del carácter para poder defenderse de los sinvergüenzas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos