Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

18 Pruebas de que no entenderíamos a los niños ni haciendo mapas mentales

La vida con niños nunca es aburrida. Mucho menos si abres tu mente para recibir comentarios tan salidos de la caja, que te hacen creer que esta nunca existió. Muchos comentarios pueden ser pasados por alto como niñerías inocentes, y otros nos abren los ojos a otras perspectivas que nunca consideramos al examinar el mundo, pero el 100% de las veces, son una gran fuente de entretenimiento.

En Ahora lo vi todo, sabemos que el mejor lugar para encontrar las joyas verbales de estas jóvenes criaturas es el internet, con usuarios que son padres, familiares o gente cercana que ha experimentado de primera mano las locuras que brotan de sus pequeñas boquitas.

  • Un día, mi hijo de 5 años me preguntó cuál era el desayuno para ir a la escuela. Yo le respondí que en el camino le compraba algo, tenía pereza de hacer desayuno ese día. Y, él me respondió: “¡Si yo me pude levantar para ir a la escuela, tú también te puedes levantar para hacer el desayuno!”. Y, en efecto, me tocó hacer el desayuno. © Gina Barrera Gómez / Facebook
  • Mi hijo de 3 años: “Mamá, el gallo pisó la gallina”. (Vivimos en el campo).
    Yo le contesto sin entrar en detalles: “No la habrá visto”.
    Hijo: “¡No, le estaba haciendo un huevito!”.
    © Sara Montecinos / Facebook
  • Mi sobrina cumplió ayer seis años y llevamos doce semanas discutiendo sobre cómo se alimenta a un bebé. Ella está muy preocupada porque sabe que los bebés toman el biberón, pero yo le he dicho que voy a hacer esa locura inventada llamada lactancia materna. Lo curioso es que al principio le daban el pecho. No me cree en absoluto que la lactancia materna sea una cosa. © hhhhhhtuber / Reddit
  • Mi papá: “Me duele la cabeza. Hija, ¿has visto el migranol?”.
    Yo, de 4 años, toda inocente: “No, papi, no he visto el ’tugranol’”.
    © Lauxyta Lauxyzz / Facebook
  • Mi hijo: “Mamá, ¿cómo se llama eso?”.
    Yo: “Microondas”.
    Hijo: “¿Para qué sirve?”.
    Yo: “Podemos calentar cosas ahí”.
    Hijo: “Mamá, ¿me das leche?”.
    Yo: “Está fría”.
    Hijo: “¿La podemos calentar en el ’tucroondas’?”.
    © Cris EQ / Facebook
  • Mi hijo de 3 años tose.
    Yo: “¿Y esa tos?”.
    Hijo: “Esa tos es mía”.
    © Estela de Pinto / Facebook
  • Tratando de calmar el llanto de mi hijo de dos años y medio, lo puse en mis brazos en la parte de afuera de la casa. Era de noche, recuerdo que le dije: “No llores, mira, allá está la luna y te está viendo llorar”, mi hijo me dice: “Mamá, la luna no tiene ojos”. Me dejé callada en un momento, solo sonreí y le dije: “Sí, es cierto hijo”. © Vasquez Sandra / Facebook
  • Mi hijo con 4 años: “Mamá, ¿qué comemos?”.
    Yo: “Es una sopa con cabello de ángel”.
    Hijo: “Y, ¿cómo le cortan el cabello al ángel?”.
    © Sil P. Hdez / Facebook
  • Cada día es nuevo con mi niña y me mata de la risa. Algunas noches tiene un poco de insomnio, y anoche tenía problemas para dormir, así que jugó a ser profesora y sus peluches fueron los alumnos. De repente oigo: “¡Pero no quiero ir a la escuela de caca y aprender a hacerla mejor, papá! Solo quiero bailar”. Ni que decir tiene que tuve que arroparla de nuevo porque se levantó de la cama para saber por qué estaba en el salón riéndose tanto. © Santamente / Reddit
  • Mi niño de 5 años me dijo: “Mami, construiré una cápsula del tiempo y te meteré ahí para que no seas viejita y siempre estemos juntos”. © ジオ ヴァレラ / Facebook
  • Yo: “Le pedí tanto a Dios por ti para cuidarte amarte y estar pendiente siempre de ti”.
    Mi hijo de 3 años: “Le mentiste a Dios”. © Edith Hernández Kaur / Facebook
  • Mis dos hijos estaban desayunando (uno de 6 y otro de 3), el menor me dice: “Mamá, ¿me das más hot cakes?”. Le puse un poco más de la mitad de uno. El grande me dice: “Yo también quiero más”, le puse en su plato lo que restaba del otro y, al ver que le tocó el pedazo más pequeño, me dice: “No es justo, mamá. A Fer le diste el más grande”. El pequeño le contesta mientras ve los dos platos y come tranquilamente: “Créeme, Óscar, la vida no es justa”. © Kamar Loo / Facebook
  • Mi hija de 6 años en consulta a su pediatra: “Doctora, en ocasiones me duele la pierna derecha desde unos meses para acá”, la pediatra le dice que no se preocupe, que eso es por el proceso de crecimiento y mi hija la vuelve a cuestionar “¿entonces me está diciendo que solo me va a crecer una pierna?” © Minoska C. de la Rosa / Facebook
  • Mi hija de 5 años deseaba mucho adoptar un gatito, así que fue con su papá a pedirle permiso.
    Hija: “Papi, ¿puedo tener un gato?”.
    Papá: “No”.
    Hija: “Pero, ¿por qué no?”.
    Papá: “Porque los gatos son feos”.
    Mi hija guardó un corto silencio y contestó: “Papá, entonces, tú eres un gato”.
    © Janice F. Garcia / Facebook

¿Cuál ha sido ese comentario infantil con el que simplemente no pudiste contener las carcajadas?

Ahora lo vi todo/Historias/18 Pruebas de que no entenderíamos a los niños ni haciendo mapas mentales
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos