Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

19 Jefes tóxicos que le hicieron la vida de cuadritos a sus colaboradores

Tener un buen jefe es una gran experiencia: el ambiente de trabajo es sano y las metas se cumplen con mucha energía. Tener un mal jefe, bueno, no es lo mejor del mundo. Y de esto saben muy bien aquellos que se han encontrado con superiores que no respetan el horario y las vacaciones. O bien, los que gritan sin razón. Definitivamente, alguien los tiene que poner en su lugar.

En Ahora lo vi todo recopilamos historias de empleados que tuvieron problemas con sus patrones, y cómo es que lidiaron con el engorroso asunto.

  • Trabajé lavando platos en un establecimiento. Y si no has trabajado antes en un puesto así, tienes que saber que es mucho más difícil de lo que parece. Mi jefe se quejaba constantemente de mi forma de trabajar, lo que yo tomaba como un insulto personal, porque siempre me entregaba al 100 % al trabajo. Soy diabético y una vez salí para comprobar mis niveles de azúcar en la sangre. Cuando volví, mi jefe me dijo enfadado que no dejara mi lugar de trabajo. Inmediatamente, le dije de todo y renuncié. © Philcollinsforehead / Reddit
  • Trabajo en una fábrica. Un par de veces me han obligado a escribir una explicación por haber llegado 5 −10 minutos tarde. A mi objeción de que a veces me quedaba a trabajar una o dos horas más, me dieron una respuesta insólita: “Si llegas tarde, es tu culpa; si te quedas trabajando más tiempo, es tu iniciativa”. Después de eso, por mucho tiempo no me quedé a trabajar hasta tarde, por principios. © Albansaper / Pikabu
  • Mi jefe me daba palmaditas en ya sabes qué parte. Cuando le dije que no me gustaba, se dio la vuelta en silencio. Era bastante mayor y pensaba que ese gesto era normal para un saludo. Después de denunciar estas actitudes a RR. HH., me dijeron que él simplemente era anticuado. Renuncié. © Hailsyea4 / Reddit
  • Me llamó el jefe en el trabajo.
    —Tenemos noticias para ti. Vas a tener que hacer esto y aquello. Si no puedes hacerlo durante el día, hazlo a distancia por la noche. En todo caso, al día siguiente, te daré un día libre.
    —¿Me pagarán extra?
    —No, tendrás el día libre.
    Trabajé toda la noche hasta las 5 de la mañana, me acosté y recibí una llamada a las 8 de la mañana:
    —¿Dónde estás? Te esperamos en una reunión dentro de una hora, y escribirás una carta explicativa por llegar tarde. © hskk / Pikabu
  • Tenía un jefe de director de arte que era horrible. Constantemente trataba de engañarme para que creyera que mi trabajo era malo y que solo estaba allí porque él lo permitía. Pasaba 45 minutos conmigo en algo para obtener el diseño donde él quería. Lo aprobaba, luego, un día después, decía que era malo y por qué lo había hecho. A veces incluso insistía en que le gustaba más la ronda anterior, que fue antes de que cambiara mi trabajo. También me amenazaba con hablar con su superior si no estaba de acuerdo con él. © djjomon / Reddit
  • Trabajábamos mucho, estábamos cansados. Nuestro subdirector se encargó de apoyarnos moralmente, de reforzar nuestro espíritu corporativo y todo eso. Nos reunió y nos dio un discurso entusiasta sobre cómo debíamos ser pacientes un poco más, trabajar duro, movilizar nuestras reservas internas... ya saben el tipo de tonterías que dicen. Entre otras cosas, dijo que debíamos ser como los corredores de maratón: ágiles, delgados y resistentes. En una pausa en su discurso, mencioné que el maratonista en cuestión había muerto de agotamiento tras completar su misión. Ese mismo verano me despidieron. © ROSCOSMOS / Pikabu
  • Tenía un jefe cuyo estado de ánimo tenía que leer todas las mañanas para saber cómo minimizar la interacción. Si ella estaba feliz, era mejor que tú también lo estuvieras o perderías tu tiempo tratando de analizar qué te pasaba. Si ella no estaba feliz, era mejor que tú tampoco lo fueras o ella se daría cuenta de que no entendiste o no te importa el panorama general y perderías el tiempo con ella tratando de analizar ese defecto de personalidad. Muy rápidamente aprendí a imitar su estado emocional para que me dejaran sola para completar las tareas. © Imacatdoincatstuff / Reddit
  • Hoy hablé con mi jefe. Le sugerí opciones para realizar el trabajo y las desechó todas. Todo eso duró unos 40 minutos. Finalmente, el jefe exclamó:
    —¿Por qué? ¿Por qué siempre intentas hacer las cosas más fáciles?
    —¿Cuál es el problema? O dígame cómo debe hacerse —le contesté.
    —¡No tengo ni idea! —dijo enfadado. —¡Pero definitivamente no debe ser tan fácil como lo propones! © ZhoraLiberman / Pikabu
  • Estoy harto de mi jefa. Soy un nuevo empleado en esta empresa, conseguí el trabajo tras un duro proceso de selección. El primer mes empezó a difundir el rumor de que yo era el protegido del director general, luego trató de descubrir quién estaba detrás de mí... Cuando se dio cuenta de que no había nadie, cambió su táctica por el acoso psicológico... Y ayer me explicaron que ella quería que su buena amiga ocupara mi lugar. © Oídoporahí / Ideer
  • Un día, mi jefe de mi antiguo trabajo me llamó y empezó a reprenderme porque los documentos no estaban hechos y los materiales no estaban preparados. Pensé que se había equivocado de número, así que le dije: “Hace 2 meses que no trabajo para usted, se ha equivocado”. La respuesta me hizo reír: “Lo recuerdo, pero cuando te fuiste no me dijiste que no lo ibas a hacer”. Aparentemente, mi renuncia no fue un argumento lo suficientemente fuerte. © Oídoporahí / Ideer
  • Mi jefa me puso en una situación complicada en el trabajo, echándome la culpa de algo que ella hizo. Naturalmente, me echaron del trabajo. Encontré un número de teléfono en la página web de la empresa, que supuestamente era un número al que había que llamar si se tenía algún problema en el trabajo. Llamé y expliqué la situación. La primera pregunta que me hicieron fue: “¿Entiendes que ya no podrás trabajar aquí?”.
    Aparentemente, el teléfono fue diseñado para eliminar inmediatamente a los empleados “malos”. El jefe, pues, siempre tiene la razón. © Oídoporahí / Ideer
  • En mi primer trabajo en la universidad, tenía una beca completa para la universidad y estaba asumiendo trabajo adicional para ayudarme a pagar mis gastos. Trabajaba 60 horas a la semana. Mi jefa nunca se presentaba a trabajar a tiempo y si estaba haciendo mandados para ella, me hacía esperar hasta que terminara su llamada telefónica. Tenía el hábito de cambiar siempre las cosas sin decírmelo y luego gritarme cuando algo no se hacía bien. Me gritaba frente a los clientes por casi cualquier cosa. Tuve que renunciar porque ya no podía más. © s****d_man_costume / Reddit
  • Tenía un gerente general que constantemente se burlaba de los demás y hablaba a sus espaldas. Pensó que era lindo mover las cosas de la gente a unos metros de donde las pusieron y ver cómo las buscaban. Señalaba y reía como un niño también. Un día me pilló de muy buen humor y trató de derribarme. Entonces le dije lo que otros no se atreverían a decirle a la cara frente al chef/propietario. Sin saber que justo el día anterior el chef pasó una hora buscando su teléfono. Nunca más quise palomitas de maíz y un refresco en mi vida. © VS_Customs / Reddit
  • Mi jefa me sacó de estar a cargo o de que yo estuviera en acción correctiva sin decírmelo. Les dijo a todos los demás que no me pusieran a cargo y llegó a poner a una nueva persona a cargo de mí porque no había nadie más. Luego, cuando la confronté, me dijo que tenía una política de puertas abiertas y que si tenía un problema, debería haber acudido a ella antes y que no me impedía conscientemente estar a cargo y que todo estaba en mi cabeza, pero es por eso que ella no me puso a cargo. © tr***aju***e46 / Reddit

¿Cuál fue la situación más incómoda que tuviste con algún jefe? ¿Cómo la solucionaste?

Imagen de portada M****ary_Angel / Reddit
Ahora lo vi todo/Historias/19 Jefes tóxicos que le hicieron la vida de cuadritos a sus colaboradores
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos