Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

Así comenzó la hermosa y sólida amistad entre Salma Hayek y Penélope Cruz

A veces podemos imaginar a las famosas de Hollywood como personas muy distintas a la gente ordinaria. Sin embargo, son seres humanos que también tienen miedos, pasan por momentos difíciles y necesitan de un amigo que les dé la mano o un abrazo para sacarlos adelante. Ese es el caso de Salma Hayek y Penélope Cruz, cuya amistad es digna de convertirse en una película taquillera.

Tenemos que viajar a los años 90, cuando la actriz Salma Hayek estaba comenzando su carrera actoral en los Estados Unidos. Ya había logrado alcanzar reconocimiento en México, su país natal, pero llegar a Hollywood en esa época con acento latino no era nada fácil, menos aun cuando las estrellas del momento eran famosas como Jennifer Aniston, de la serie Friends.

Por otro lado, Penélope Cruz, después de haber obtenido fama en varias series de la televisión española, logró conseguir un papel en Hollywood. Debido a eso, decidió irse por dos meses a los Estados Unidos, y aunque no conocía a nadie, tenía intenciones de abrirse paso en la gran industria.

Por fortuna, Penélope conoció a Salma, aunque solo habían hablado por teléfono. Hayek, al enterarse de que Cruz iría a Los Ángeles, decidió ayudarla sin pensarlo dos veces. La mexicana entendía muy bien lo difícil y solitario que podía llegar a ser abrirse paso en la gran pantalla hollywoodense.

Penélope llegó a Los Ángeles con la idea de quedarse en un hotel, pero Salma se ofreció no solo a ir a buscarla al aeropuerto, sino que también le dijo: “No vas a irte a un hotel. Te vienes a mi casa, porque esto es duro al inicio. Te vas a sentir muy sola”. Ya en casa de Hayek, Cruz estaba tan asustada que contó que a mitad de la noche le agarraba la mano a Salma porque tenía miedo.

Así fue cómo se conocieron estas actrices. Se han apoyado desde entonces. A pesar del pasar de las décadas y de llevar unas agendas y vidas personales sumamente ocupadas, el sentimiento mutuo no ha cambiado. Tanto así que desde entonces se consideran hermanas.

Penélope dejó en claro lo buena amiga que fue y es Salma. Ella mencionó: “Me dijo, quieras o no, no me conoces, pero te vas a venir a mi casa, no te voy a dejar sola. La quiero tanto, desde el primer día ha sido así conmigo”. “Fue increíble que alguien a quien verdaderamente no conocía, solo por teléfono, se asegurara de recogerme en el aeropuerto y no me dejara quedarme en un hotel”.

Desde sus inicios como hermanas en Hollywood han podido compartir una sola producción, la película Bandidas en 2006, la cual no tuvo mucho éxito, pero sí les dio la satisfacción de trabajar en el mismo rodaje.

Una de las acciones de Salma que demostraron que Penélope es una gran amiga tuvo lugar cuando, durante la ceremonia de anuncio de los nominados al premio Óscar en 2007, mencionó a Cruz en una nominación y no pudo evitar hacer un gesto de goce frente a todo el mundo, debido a lo orgullosa que se sentía.

Sin poder negar el cariño tan especial que existe entre las chicas, es casi una exigencia para los productores en Hollywood que les den una segunda oportunidad y nos regalen una película donde las dos sean las protagonistas.

¿Cómo conociste a tu mejor amiga? ¿En qué momentos de tu vida te ayudó?

Imagen de portada s_bukley / Depositphotos
Ahora lo vi todo/Historias/Así comenzó la hermosa y sólida amistad entre Salma Hayek y Penélope Cruz
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos