Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

“Independizarte y tener roomies será fácil, dijeron”, la historia de mi vida al tratar de vivir sola

Ser independiente es el sueño de cualquier adulto responsable. Tener un espacio cómodo y poner tus propias reglas suena maravilloso, ¿verdad? Pero en la realidad hay otros aspectos que se tienen que tomar en cuenta, como la serie de gastos y responsabilidades que, si no se planean bien, pueden terminar en desastre. Es entonces cuando muchos optan por conseguir un compañero de departamento para dividir los gastos, pero a veces esto termina siendo todo lo contrario a una ayuda.

En Ahora lo vi todo te contamos la historia de una chica que en lugar de encontrar un roomie, lo que consiguió fue una piedra en el zapato.

Esta soy yo bien feliz oliendo las mieles de la independencia. Estaba un poco triste porque ya no vería a mis papis a diario, pero dando un paso muy importante en mi vida: ¡mudarme sola!

Por fin podía acomodar el espacio a mi gusto y colocar todas las chunches que había acumulado durante toda mi vida

Pero no todo fue un jardín de rosas, me di cuenta de que el dinerito no me alcanzaba para todos mis gastos

En cuanto al tema de la cocina, ni los recetarios me salvaban. También extrañaba la deliciosa comida de mami

Entonces comenzó lo que sería mi suplicio. Busqué un roomie para aligerar la carga económica. Había muchos candidatos, pero solo uno parecía el compañero perfecto

Y aquí les presento a Pablo. A primera vista, el compañero perfecto

La primera noche con mi roomie en casa, dormí como un bebé. Pensé que todos mis problemas habían acabado. No sospechaba que sería la última noche de paz en mi hogar de “mujer independiente”

Querido roomie, a través de esta carta expreso todo lo que pienso de ti:

Me incomoda que uses la mesa del comedor para hacer tu home office. Podrías comprar un escritorio, así yo tendría dónde sentarme a comer

No me agrada que hables por teléfono en altavoz cuando estoy viendo mi programa favorito. Como buena fanática, quiero ver Yo soy Betty, la fea por quinta vez, pero tu nivel de ruido lo hace imposible

No me parece justo que para bañarte te encierres más de una hora en el baño

Me disgusta que te pares en el refri buscando algo de comer que no es tuyo, especialmente las cosas de mi dieta

No soporto que no trates bien al michi. Él es el rey, amo y dueño de la casa

Por cierto, no me gusta que seas desconsiderado y te adueñes de la televisión, podríamos compartirla

Me pregunto cómo una persona puede ensuciar tantos platos en un solo día

Sería muy amable de tu parte que me avisaras cuando invitas a tus amigos a la casa. Fin de mi carta

Y así decidí entregar el depa y regresar con mis papis para reorganizarme

3 meses después, encontré el depa perfecto para vivir solita. Ya no necesito tener un roomie para poder comprar mis tenis favoritos

Otra buena noticia: mis papis vienen a desayunar conmigo todos los domingos. Mi mami hace la comida, porque yo aún sigo sin entrarle a lo de la cocina. Supongo que hay cosas que nunca cambian

¿Tienes tu propia historia de terror con un roomie? Cuéntanos.

Ahora lo vi todo/Historias/“Independizarte y tener roomies será fácil, dijeron”, la historia de mi vida al tratar de vivir sola
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos