Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

La historia de cómo Jack Nicholson vivió 37 años pensando que su abuela era su madre

Todas las familias tienen sus problemas, y ni siquiera los famosos corren con la suerte de librarse de esos conflictos. Por el contrario, para muchos, ser figuras públicas incluso puede complicar las cosas. Para Jack Nicholson, la fama jugó un papel muy importante para que descubriera un gran secreto que se mantuvo por años en su hogar.

En Ahora lo vi todo nos pareció que esta historia era digna de contarse. Por eso indagamos en los detalles para compartirlos contigo. Sin duda, la verdad siempre sale a la luz, incluso si a veces es escondida para proteger a los que queremos.

El inicio de su vida como actor

Fotografía de Jack Nicholson en la preparatoria, alrededor de 1955.

Para Jack Nicholson, la vida diaria era bastante normal. En una entrevista para la revista Time habló de sus altas notas en el examen de admisión para la universidad. “Quedé en el top 2 % del país”, comentó. Pero también confesó que la escuela no era lo suyo; de hecho, la odiaba. Así que decidió pasar un tiempo con quien entonces creía que era su hermana, June, en Los Ángeles.

En 1958 logró su primera participación en un largometraje: The Cry Baby Killer. A partir de entonces, su carrera comenzó a crecer, pero lo hizo poco a poco, participando con personajes secundarios en programas de televisión.

En 1963, Nicholson tuvo su primera participación como codirector en El terror, una producción en la que también actuó, y para 1967 dio sus primeras palabras como guionista. Pero su verdadero gran paso hacia la fama fue en la película Easy Rider, de 1969. En esta le dio vida a George Hanson, un personaje que le brindó la oportunidad de tener su primera nominación a los premios Óscar.

Desde entonces, podría decirse que su vida no volvió a ser la misma. Para él, la década de los años 70 se convirtió en un camino hacia el reconocimiento internacional. En esa época, además, ganó su primer Óscar a mejor actor por la película Atrapado sin salida.

Aunque si hubo un personaje que marcó la diferencia en su carrera fue el de Jack Torrance, mejor conocido como el protagonista desquiciado de El resplandor, película que se convertiría en un clásico del cine y que para muchos podría considerarse uno de los trabajos más destacables del actor.

La entrevista que cambió todo

Durante el torbellino de fama que se creó alrededor del actor, las participaciones en publicaciones y la demanda por entrevistas no eran pocas. Así fue que la revista Time decidió realizar una extensa nota sobre Jack, que además tuvo la oportunidad de estar en la portada.

Fue cuando un periodista se encontraba realizando una investigación sobre la vida del actor que se dio cuenta de un pequeño dato. Llamó a Nicholson para aclarar cierta situación: que su “madre”, Ethel May, en realidad era su abuela, y su “hermana”, June, era su mamá biológica. Además de esto, el actor se enfrentó a la posibilidad de que su verdadero padre pudiera estar vivo.

De izquierda a derecha: Rebecca Broussard, Jack Nicholson y su tía, Lorraine Nicholson, en 1997.

Cuando esta noticia llegó a los oídos del actor, su respuesta fue inmediata: pidió a la revista que no publicara esa información y llamó a “Shorty”, a quien en el pasado había conocido como su cuñado, pero que en realidad era su tío. Al final fue Lorraine, hermana de Jack, quien le confesó que los datos descubiertos eran ciertos.

El año en que Jack Nicholson descubrió la verdad sobre su familia fue el mismo en que cumplió 37 años. En ese entonces, ya había trabajado en 15 películas que trascenderían en la industria del cine y contaba con un premio Óscar en su haber.

A pesar del impacto de la noticia, el actor confesó que no le afectó demasiado. Para ese entonces, tanto su abuela, Ethel, como su madre, June, habían fallecido, y lo único que sentía era sorpresa de que hubieran podido guardar el secreto por tanto tiempo. Con su manera de ver la situación, Jack Nicholson demostró una gran madurez y, en especial, un agradecimiento por haber contado con su abuela mientras crecía.

¿Qué harías tú si estuvieras en la misma situación? ¿Si fuera al revés, ocultarías algo así?

Ahora lo vi todo/Historias/La historia de cómo Jack Nicholson vivió 37 años pensando que su abuela era su madre
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos