Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

Reina de belleza se alejó del lujo para trabajar duro por su familia

Hamamat se volvió reina de belleza, y cuando lo tenía todo, la vida le dio un giro de 180° y tuvo que comenzar de cero. Esta modelo es una inspiración para quienes se encuentren en medio de la desesperación, derrotados por la vida. Con esfuerzo, perseverancia y creatividad, Hamamat mantuvo la frente en alto y triunfó.

En Ahora lo vi todo nos encanta compartir las historias de quienes logran hacer algo extraordinario de sus vidas y del mundo, por lo que te compartimos la historia de esta bella y valiente mujer.

Después de que su exmarido se fue para comenzar una nueva vida y una nueva familia, Hamamat se quedó sola en la ciudad con sus hijos. Tenía algunos ahorros, pero vivir allí se estaba volviendo demasiado caro para ella, y su dinero comenzó a agotarse con bastante rapidez. Esto era realmente desgarrador para una madre soltera y se dio cuenta de que necesitaba hacer algo con su situación.

Hamamat dijo que en ese momento no tenía nada más que pura pasión. Quería cambiar su vida para no estar en la misma posición el siguiente año.

La madre decidió llevarse a sus hijos y regresar a su aldea en Ghana, con su familia, que no veía desde hacía muchos años. Y resultó ser una idea genial, ya que todos estaban muy felices de verla. Comenzaron a hacer todo juntos nuevamente: cocinar y comer, dormir bajo la luna y simplemente dedicar tiempo a las actividades diarias.

Se sintió realmente amada e inspirada y decidió compartir su nueva vida en las redes sociales. Sin embargo, los amigos que conocía de su antigua vida en la ciudad comenzaron a reírse de ella e incluso la insultaron.

Su familia en el pueblo siempre había hecho su propia manteca de karité. Una vez, Hamamat decidió grabar el proceso y compartirlo en su Instagram. Al día siguiente se dio cuenta de que su video había ganado mucha popularidad y respuestas positivas. Aquí fue donde Hamamat decidió aprender a hacerlo también.

Esta madre creó su propia marca llamada Hamamat African Beauty. Junto con otras personas produce manteca de karité artesanal y la vende. ¡Reciben muchos pedidos de todo el mundo! Sus esfuerzos en esta área se notaron rápidamente e incluso le valieron un lugar en el foro económico de África.

También era reconocida por su asombrosa belleza. Antes, casi había finalizado su carrera como modelo. Ahora decidió empezar de nuevo, lo que le aporta aún más seguidores a todo lo que hace.

Pero sus actividades no terminan aquí. Además de modelar, producir y vender manteca de karité, la ambiciosa madre abrió el primer Museo de la manteca de karité en su pueblo. Además de esto, permite a los visitantes disfrutar de un spa de manteca de karité.

Hamamat pasó por mucho dolor y desesperación, pero siempre quiso mantenerse fuerte. Ella todavía cree que sus hijos fueron (y son) su mayor apoyo y motivación. Quería darles lo mejor y ser su modelo a seguir, alguien a quien puedan admirar cuando crezcan. Y por lo que podemos ver, ¡sus esfuerzos han comenzado a dar sus frutos!

¿Cuál es el obstáculo más grande que has superado? ¿Cuál es tu historia?

Ahora lo vi todo/Historias/Reina de belleza se alejó del lujo para trabajar duro por su familia
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos