Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

18 Modales en la mesa que podrían hacer que los extranjeros deseen pedir la comida para llevar

En nuestro planeta existen 195 países, cada uno con su idioma establecido, historia, gastronomía y cultura. Las dos últimas, en específico, se entrelazan constantemente, hasta el punto que surgieron normas dentro de la sociedad para comer correctamente. Por supuesto, con el pasar de los años las reglas se vuelven menos estrictas y ciertos comportamientos se convierten en actos naturales entre su gente, pero ante los ojos de los turistas, puede tomar tiempo superar el impacto inicial de algunas costumbres.

En Ahora lo vi todo reunimos datos curiosos de diferentes países y sus hábitos en la mesa para que te hagas una idea de qué puedes encontrarte a la hora de la comida.

  • En Portugal, si el salero o el pimentero no están en la mesa, pedirlos para condimentar el plato es considerado una ofensa contra el cocinero. Los portugueses piensan que, indirectamente, se les dice “sazonaste mal la comida”.
  • El ruido al comer puede ser un problema en ciertos hogares del mundo, pero no en Japón. Allí, cuando se toma una sopa con fideos, se sorbe de manera ruidosa. Es una costumbre que parece haber comenzado entre las clases bajas, ya que comían parados y rápidamente, engullendo la comida en un santiamén. Además, según los expertos, esta técnica eleva el sabor a la hora de comer.
  • En Tailandia todos los platos son compartidos, así que se preparan o se ordenan para comer grupalmente. Además, a la hora de empezar a comer, lo mejor es esperar a que la persona de más alto rango en la mesa comience. Si nadie está comiendo, lo más educado sería esperar a que alguien comience a hacerlo.
  • En Japón no se deben clavar los palillos en el bol de arroz, ni se deben pasar piezas de sushi de unos palillos a otros. Esto se debe a que son rituales que solo se hacen en los funerales, y es de mal gusto hacerlos en la mesa.
  • En Marruecos hay una costumbre más que particular para demostrarle al cocinero que su comida estaba sabrosa: eructar después de comer. Si una persona no lo hace, puede verse como un maleducado.
  • En Italia, no puedes simplemente pedir una pasta “x” con una salsa “y”, ya que cada pasta tiene una serie de salsas con la que puede ir. Por ejemplo, los espaguetis no tienen la suficiente fuerza para resistir un ragú de carne a la boloñesa, pero sí podrían hacerlo los tagliatelle.
  • En Inglaterra, sitio reconocido popularmente por tener “la hora del té”, hay ciertas acciones que están mal vistas durante ese período; por ejemplo, hacer ruido con la cuchara al mezclar o dejarla dentro de la taza. Para esto último está el plato.
  • En Tanzania, la impuntualidad no es para nada grave. Si hay un horario acordado para comer, llegar un poco tarde es totalmente normal. Esto ocurre debido a que no se le da al tiempo la importancia que se le brinda en muchos otros países. Allí, esperar no desespera, sino que es una forma de vivir.
  • En Noruega, es un buen gesto agradecer al anfitrión por la comida. Generalmente, la frase usada es “takk for maten”, que significa “gracias por la comida”.
  • En Tailandia, se utilizan una cuchara y un tenedor para comer. El tenedor sirve para cortar o acompañar, y la cuchara para llevar la comida a la boca. El tenedor no debe llevarse a la boca, porque allí es utilizado como un cuchillo.
  • En China, terminar el plato se lee como “no era suficiente comida”. Por lo que lo mejor, para quedar bien con el anfitrión, sería dejar algo de comida.
  • En Japón, si un anfitrión ofrece algo en época de regalos, rechazarlo amablemente una vez es considerado de buena educación. Si volviera a ofrecerlo, en la segunda oportunidad sí puede aceptarse.
  • En Francia, las manos no pueden estar en cualquier sitio mientras uno está comiendo. La posición correcta es tener ambas manos sobre la mesa, ocultando los codos.
  • A diferencia de China, en la India está mejor visto vaciar el plato, ya que al dejar comida, los locales entienden que se está desperdiciando.
  • En ciertos países de Medio Oriente, lo más normal es comer con las manos, pero hay una cosa muy sencilla que hay que considerar antes de empezar a comer: debe usarse la mano derecha, ya que la mano izquierda está relacionada con las tareas de aseo, y es considerada “impura”.
  • En Francia está mal visto cortar la lechuga con cuchillo, y tiene una razón histórica. Antes, los cubiertos solían ser de plata, un metal que se oxida y se oscurece al entrar en contacto con el vinagre. A pesar de que hoy en día son de otro material, la costumbre sigue vigente, y lo mejor sería utilizar una tijera o las manos.
  • En España, cuando se está por recibir el año nuevo, se acostumbra comer 12 uvas.
  • En Italia, los lácteos solo están pensados para la mañana por su “pesadez”. Por lo que después de un almuerzo, si se necesita un poco de cafeína, lo mejor es pedir un expreso y no un café con leche.

¿Qué costumbre particular tienen en tu país o familia que para el resto de las personas puede ser extraña?

Ahora lo vi todo/Planeta/18 Modales en la mesa que podrían hacer que los extranjeros deseen pedir la comida para llevar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos