Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

Megan Fox defiende a su hijo Noah, a quien le gusta usar vestidos

Ser madre está repleto de desafíos, y uno de ellos es aceptar las decisiones que toman nuestros hijos, acompañarlos y estar ahí para ellos, aunque tal vez no sea lo que nosotros hubiésemos escogido. Megan Fox sabe bien de esta lección, ya que cuando su hijo Noah comenzó a usar vestidos a los 2 años, no hizo más que apoyarlo y defenderlo ante las críticas recibidas.

Megan Fox es una modelo y actriz, mayormente conocida por actuar en la franquicia de Transformers. Después de muchos años de relación, en 2010 se casó con Brian Austin Green, quien es también actor y a quien conoció en el set de una serie. Su matrimonio duró 10 años, y tuvieron 3 hijos.

Ahora están divorciados, pero mantienen un trato cordial por los niños. Brian dijo: “Tenemos una buena relación, siempre la amaré y sé que ella siempre me amará. Como familia, hemos construido algo realmente asombroso y cool. Decidimos asegurarnos de no perder eso”.

Tanto Megan como su exesposo saben que lo primordial es la felicidad de sus hijos. Y eso lo han demostrado no solo al llevar una relación amena a pesar de estar separados. También lo hicieron visible en el momento en que su hijo mayor, Noah, comenzó a tomarle el gusto a usar vestidos.

Megan ha hablado sobre eso. Cuando Noah tenía 4 años, ya usaba vestidos, y mucha gente comentaba sobre eso. Una vez, su exesposo salió en su defensa diciendo: “He escuchado que hay algunas personas que no están de acuerdo con que él use vestidos. A ellas les digo, no me importa. Tiene 4 años, y si quiere usarlos, entonces los usará”.

Megan suele proteger la privacidad de sus hijos, pero en una reciente entrevista con la revista Glamour, ella profundizó sobre el tema de la experimentación y la identidad de género de Noah. Él ahora tiene 10 años, y su gusto por usar vestidos nació cuando tenía 2.

Megan tuvo una charla emotiva sobre su hijo y su decisión de vestir “diferente”. Ella expresó: “Noah comenzó a usar vestidos cuando tenía dos años, y compré muchos libros que hablaban sobre ese tipo de cosas y abordaban un espectro completo de lo que es”.

Ella expresó cómo se informó sobre el asunto para saber abordar la situación de la mejor manera. Explicó: “Algunos libros son escritos por niños transgénero. Algunos son solo sobre cómo uno puede ser un niño y vestir con vestidos; puedes expresarte a través de la ropa como quieras, y eso no tiene que ver con tu sexualidad”.

De igual forma, mencionó cómo ha sido ella con sus hijos. Agregó: “Desde que eran muy pequeños, yo he incorporado ese tipo de cosas a su vida diaria para que no sientan que son raros, extraños o diferentes”.

Ella mencionó que no puede manejar la reacción de las demás personas hacia sus hijos, ni tampoco puede controlar lo que les enseñan a los niños con los que sus hijos van a la escuela, y que luego repiten. Es una de las razones por las que a Megan no le gusta subir fotos de sus niños a sus redes sociales.

En la mencionada entrevista, se nota afligida al hablar del tema, pero también muy amorosa. Ella dijo: “Estoy muy orgullosa de mis hijos. Noah es un pianista increíble. Puede aprender piezas de Mozart en una hora. Deseo que la gente vea eso, pero tampoco quiero que el mundo tenga acceso a esta alma gentil y diga todas estas cosas que sabemos qué dirá”.

Megan explicó que no ha sido fácil y que su hijo tiene que lidiar con comentarios negativos de otros niños que le dicen que “los varones no usan vestidos” o “los chicos no usan rosa”. Ella mencionó que sus hijos van a una escuela hippie y liberal en California, pero aun así llega a haber este tipo de situaciones.

Megan está tratando de enseñarle a su niño a tener confianza sin importar lo que los demás digan. Ella recordó cómo Noah usó un vestido para ir a la escuela y, cuando le preguntó si sus amigos le habían dicho algo, el niño contestó: “Bueno, todos se rieron cuando llegué, pero no me importa, me encantan los vestidos, demasiado”.

Megan está consciente de que su hijo, Noah, sufre, y es por eso por lo que se preocupa. “Desearía que la humanidad no fuera como es. Aunque mi hijo es muy valiente y mis niños son muy valientes, y sé que han querido hacer este camino por una razón. Es solo que es muy difícil ser madre”, dijo.

Por suerte, para Noah, tiene unos padres que lo aman y lo apoyan. Y sin importar su decisión, ellos estarán junto a él, de su mano. Porque ante todo, lo que los padres quieren para sus hijos es que sean libres y felices. Y tanto Megan como su exesposo, Brian, están haciendo lo necesario para que sus tres niños crezcan de esa manera.

¿Cuál crees que es el mayor desafío de ser padre? ¿Cómo reaccionarías si a tu hijo le gustan cosas estereotipadas del “sexo opuesto”?

Ahora lo vi todo/Espectáculo/Megan Fox defiende a su hijo Noah, a quien le gusta usar vestidos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos