Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

10 Errores que podrían impedir que nuestras joyas luzcan como deberían

Se podría tener la creencia de que solo el hecho de llevar puesta una joya, hace que automáticamente una persona luzca elegante. En la realidad hay unos principios básicos que deberíamos tomar en cuenta a la hora de utilizar accesorios. Al final encontrarás unos consejos para cuidar tus joyas.

1. Al elegir un collar, no tener en cuenta la estatura

Mary Evans / Allstar / Graham Whitby Boot. / East News, Mary Evans / Allstar / Graham Whitby Boot. / East News

Se recomieda que las mujeres cuya estatura es inferior a 162 cm eviten los collares largos y voluminosos, ya que hacen la imagen más pesada visualmente. Pero en una chica más alta que 170 cm, este tipo de joyas solo acentuarán la figura. Esto no se puede decir de las cadenitas finas y cortas: no suelen verse bien en las chicas altas.

Las mujeres que miden entre 162 y 170 cm pueden considerarse afortunadas: prácticamente cualquier collar les quedará bien.

2. Llevar anillos grandes en los dedos cortos y anillos finos en los dedos largos

Los anillos anchos y con piedras macizas no suelen lucir bien en las mujeres con manos pequeñas. Estas joyas hacen que los dedos parezcan más cortos.

Esta regla también funciona a la inversa. Las mujeres con dedos relativamente largos deben evitar los anillos finos con piedras pequeñas, ya que pueden “alargar” visualmente la mano.

3. Combinar los anillos con el reloj

A muchas mujeres les gusta llevar varios anillos en las manos a la vez. Esa decisión no va en contra de las reglas de estilo, especialmente cuando se asiste a una celebración. La clave es lograr un equilibrio. Por ejemplo, llevar un anillo voluminoso con una piedra en una mano y 3-4 más discretos en la otra.

Pero no es recomendable combinar las joyas de los dedos con un reloj o brazaletes anchos. De esta manera, la imagen quedará sobrecargada. Sin embargo, un pequeño collar sería un gran complemento para los anillos.

4. No pensar en combinar los zapatos con las joyas

Los zapatos de tacón, al igual que las joyas, son un gran complemento para un vestido o traje elegante. Pero, según el joyero Mark Schneider, muchas personas no piensan en cómo combinar estas piezas y pierden la oportunidad de “rockear” su imagen.

Mark dice que el principal criterio para la “compatibilidad” del calzado y el accesorio es el brillo. Eso no significa que tengamos que llevar solo zapatos de charol. Pero a la hora de elegir un nuevo par en una tienda, podemos fijarnos en detalles que queden en armonía con las joyas que tenemos.

Por ejemplo, los zapatos pueden tener una correa de hebilla metálica amarilla a juego con tu cadenita de oro o una punta plateada que se verá bien en conjunto con un accesorio de plata.

5. Romper el equilibrio al combinar joyas de oro y de plata

Hace tan solo un par de décadas, llevar joyas de oro y de plata al mismo tiempo era un tabú de la moda. Ahora es una tendencia. Pero es fácil equivocarse si no se conoce el importante principio de esta combinación: los metales deben estar en equilibrio.

Por ejemplo, llevar en una muñeca tres brazaletes de oro y uno de plata no es la mejor idea. Pero si las piezas de cada metal se alternan, la imagen solo gana.

6. Llevar los lentes junto con los aretes de broquel

Muchos creen erróneamente que combinar los lentes con los aretes colgantes significa sobrecargar el look. No es así. Este tipo de accesorios crean el equilibrio adecuado porque atraen la atención a la parte inferior de la cara, mientras que los lentes, a la parte superior.

Sin embargo, los aretes de broquel no suelen quedar bien con los lentes. Simplemente crean la sensación de una imagen sobrecargada, porque el énfasis están las zonas de las orejas y de los ojos.

7. Al elegir los aretes con piedras, no tener en cuenta el color del lápiz labial

Gregorio T. Binuya / Everett Collection / East News

Al escoger los aretes, es importante tener en cuenta el color del lápiz labial. Debe ser complementario a la joya según el círculo cromático. Vale la pena encontrar en él el tono de tu lápiz labial y ver qué color tiene enfrente: los aretes con esa piedra se verán más ventajosos. Por ejemplo, el color turquesa queda bien con el rosa.

Además, el color de la piedra de los pendientes puede coincidir completamente con el de la barra de labios, o bien, ser varios tonos más claro o más oscuro. Si los colores difieren solo un poco, se verá peor. A los demás les parecerá que tratamos de combinar las joyas y el lápiz labial haciendo coincidir sus tonos, pero fallamos en el intento.

8. Combinar los aretes colgantes con un pañuelo de cuello

El pañuelo de cuello en sí es un accesorio de acento, por lo que sería un grave error combinarlo con aretes colgantes y otras joyas llamativas. Además, los aretes largos pueden tocar la tela de seda, lo que puede dar lugar a enganchones.

9. Complementar un sofisticado look de noche con un llamativo accesorio

Muchas mujeres tienen que esperar durante un largo tiempo la oportunidad de “sacar a pasear” una costosa pieza de joyería. Cuando llega el momento oportuno, a veces, nos ponemos un atuendo espectacular y lo complementamos con un collar y aretes de lujo. Sin embargo, los expertos aconsejan abordar este asunto de una manera más consciente.

Afirman que solo en combinación con ropa sencilla los diamantes brillan más que nunca. Si queremos acentuar las joyas, es mejor elegir un atuendo menos llamativo. Por ejemplo, un pequeño vestido negro.

10. Ponerse las joyas de perlas demasiado pronto

Las joyas de perlas, a diferencia de cualquier otra, deben ponerse al final. Justo antes de salir de casa, cuando el maquillaje ya esté terminado y la laca de cabello aplicada.

Una mujer que usa perlas demasiado pronto corre el riesgo de dañar las frágiles cuentas. La más mínima gota de humedad que cae en el espacio entre las perlas tiene un efecto perjudicial sobre ellas.

Bono N.º 1: no olvides desinfectar el área del cierre de los aretes

Cuando usamos aretes por mucho tiempo, la parte que está en la oreja adquiere un olor desagradable con el tiempo. Esto se debe a que en la zona de la punción de la oreja se acumulan partículas de piel muerta y grasa. Y dado que este lugar no es accesible para un lavado a fondo, entonces se convierte en un verdadero paraíso para las bacterias.

Por ello, se recomienda tratar periódicamente la zona del pinchazo con solución salina, después de quitarse los aretes. La zona de los cierres se puede limpiar con toallitas con alcohol. Ten cuidado de no tocar las piedras preciosas, ya que este tratamiento está contraindicado para ellas.

Bono N.º 2: no limpies las joyas con pasta de dientes

Para limpiar las joyas en casa, se desaconseja rotundamente usar pasta de dientes, aunque muchas personas dan ese consejo. En relación a las joyas, la pasta es un abrasivo que puede dejar pequeños rayones.

Es mejor dejar la limpieza de los metales preciosos en manos de profesionales o comprar un limpiador ultrasónico especial. Como último recurso, se puede usar un lavavajillas líquido.

¿De qué forma combinas tus joyas? Y si no te gustan, ¿cuál es el motivo?

Imagen de portada everett225 / Depositphotos
Ahora lo vi todo/Estilo/10 Errores que podrían impedir que nuestras joyas luzcan como deberían
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos