Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

20 Historias en las cuales la percepción de la belleza dejó una anécdota divertida para contar

Muchas veces, ante los ojos de los más pequeños, la belleza tiene una forma peculiar, y en algunos casos, puede generar comentarios bastante graciosos. Tanto los niños como los adultos pueden sorprenderse de lo distintos que podemos llegar a lucir algún día solo con ponernos un poco de maquillaje o tomarnos un minuto para peinarnos. Es bastante peculiar cómo estos cambios pueden llegar a convertirnos en otras personas para quienes nos están mirando.

En Ahora lo vi todo compartimos algunas apreciaciones chistosas de los más peques sobre la forma de ver a los demás que nos muestran que la belleza es completamente subjetiva.

  • Un día, durante la Pascua, la tía de mi actual esposo me dijo que yo era mucho más bonita que la chica que él había llevado el año anterior. Sip, yo era la chica que llevó el año anterior.
    © Jamie_Beth_S / Twitter
  • Mi vecina entró en mi casa y comentó lo escalofriante que era que mi esposa me permitiera poner fotos de la boda con mi primera pareja en la pared. Mi esposa actual es mi única esposa.
    © jlindy77 / Twitter
  • Cuando estaba en octavo grado, mi abuela estaba hablando con una amiga con la que estaba sentada, mitad en español y mitad en inglés. Me di cuenta de que estaban hablando de mí, pero no estaba segura de qué hasta que ella soltó en inglés: “La última vez, no. Pero esta vez, ¡ah, hermosa!”. © mustashton / Twitter
  • Cuando estaba en el ejército, hace como 100 años, si iba vestida con ropa de civil, podía caminar junto a los sujetos con los que trabajaba todos los días y no me reconocían hasta que empezaba a hablar... © 1justjenna1 / Twitter
  • Mi hija tiene dos madres (mami y mamá), y a veces habla de su “vieja mami”.
    Finalmente descubrimos que ella se refería a mí antes de que me afeitara la cabeza...
    Ella todavía cree firmemente que tiene tres madres: mamá, mami (cabeza rapada actual) y la “antigua” mami (con cabello largo). © BitterSappho / Twitter
  • Soy maestra y, por primera vez, no me puse maquillaje en los ojos la semana pasada. Tengo estudiantes que NO ME RECONOCIERON, a pesar de mi pelo rojo y rizado. Un niño me dijo: “Pero ¡¿qué le pasó a su cara?!”. “No me puse máscara, niño. Pero gracias”.
    © andeesings / Twitter
  • La mujer que atiende en la ventana del Starbucks siempre me dice que tengo una doble en la ciudad. Ella se parece a mí, pero es mayor y “sencilla”. Mi doble soy yo en mi día libre.
    © vaillan2 / Twitter
  • Cuando era chef, usaba el cabello recogido en un gorro y no me ponía maquillaje porque se derretía por el calor.
    Mi compañera de cuarto quería conocer el restaurante, así que fuimos juntas. Me puse un vestido y me maquillé.
    “¿Esta es su primera vez aquí?”.
    Sí. © annaliterally / Twitter
  • Cuando mi hijo ve que acabo de bañarme: “¿A dónde vas?”. Mmm, solo me bañé.
    © ValerieQ / Twitter
  • Tengo el pelo corto. Un día me puse una falda, y una niña pequeña de la clase de preescolar de mi hija me preguntó si era niño o niña. © bbmiller372 / Twitter
  • Soy profesora adjunta en una universidad. Hace unos años canté en un evento en mi pueblo, como cuando lo hacía en mis días de soprano profesional. Unos días después, el peluquero de ahí me preguntó si tenía una hermana gemela que cantaba ópera. © drleatongray / Twitter
  • Cuando era pequeña, creía que mi mamá con lentes y sin lentes eran dos personas diferentes. © zarchasmpgmr / Twitter
  • Una vez, mi hijo de cuatro años se apoyó en la parte superior de mi brazo y suspiró: “Aaaah, me encantan las cosas esponjosas”. © doritos4dinner / Twitter
  • Mi hijo puso en su póster de “Estudiante estrella” una foto donde estamos mi esposo y yo en una cita por la noche. En su introducción práctica dijo: “Este es mi papá. Esta es mi mamá con maquillaje”. Gracias, pequeño. Qué manera de presentarme. © Sawoodard22 / Twitter
  • Esto me pasó en la universidad: un chico estaba convencido de que yo tenía una gemela. Tuve una clase con él a las 9 de la mañana y otra a las 2 de la tarde. En una, yo tenía pantalones y una playera con una banda, y en la otra, vestía mi equipo de la hermandad y me había maquillado. Él solo habló con la de la mañana. Bendiciones a su corazón.
    © ki***rsumobunny / Twitter

¿Alguna vez recibiste un comentario curioso sobre tu aspecto? ¿Cuál?

Ahora lo vi todo/Personas/20 Historias en las cuales la percepción de la belleza dejó una anécdota divertida para contar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos