Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

La historia de Sam y Aaron Taylor-Johnson, que prueban que el amor no tiene edad

Dicen que la diferencia de edad ideal para una pareja es la de 1 año, pero eso no significa que no haya personas que decidan sacarle la lengua a la sociedad y desdibujar las limitantes para encontrar la felicidad. Este es el caso de la afamada directora Sam Taylor-Johnson, quien a sus 55 años celebra una década con su esposo, el actor de Hollywood Aaron Taylor-Johnson, de 32, y lucen tan felices como el primer día en que se declararon su amor ¡incluso han vuelto a renovar sus votos! Continúa leyendo para conocer más de este hermoso cuento de hadas.

Amor en un set de rodaje

Associated Press / AP /East News

En 2008, Sam Taylor tenía 42 años, se había divorciado recientemente y estaba a punto de dirigir su primer largometraje: Mi nombre es John Lennon. Sin embargo, la dos veces sobreviviente de cáncer no estaba nerviosa por su debut como directora. “Habiendo pasado por ese mundo del cáncer, hacer una película no es nada”, comentó.

Allpix Press / East News

Y fue Aaron Johnson quien consiguió el papel principal en su película. Así es como el destino unió los caminos del actor de 18 años y de la madre de dos hijos. Su amor nació cuando se embarcaron en su proyecto cinematográfico, y el resto ya es historia.

La edad nunca fue un problema

MAVRIXONLINE.COM / EAST NEWS

Algunos pueden fijarse en su diferencia de edad de 24 años, pero esto nunca fue un problema para los tortolitos. Aaron admitió anteriormente: “Soy un alma vieja y ella es un alma joven”. En cuanto a la directora, confesó que le atrajo la madurez del joven actor. Comentó acerca de su primera impresión de él: “Era muy intenso y absolutamente decidido”.

Se casaron y combinaron sus apellidos

Kristin Callahan / Everett Collection / EAST NEWS

Desde el principio, Aaron supo en su corazón que Sam se convertiría en su esposa y no quiso perder el tiempo esperando. “En cuanto terminamos, me dijo que se iba a casar conmigo”, reveló Sam y añadió: “Nunca habíamos tenido una cita, ni siquiera nos habíamos besado”.

La pareja anunció su compromiso en 2009, durante el estreno de su película en el Reino Unido. Y fue en 2012, cinco meses después de tener su segundo hijo en común, cuando dijeron “sí, quiero”.

Los recién casados ​​incluso decidieron tomar los apellidos del otro. El actor, que entonces tenía 22 años, explicó su decisión diciendo: “Simplemente no veo por qué las mujeres tienen que tomar el apellido del hombre”. Luego añadió: “Quería ser parte de ella tanto como ella quería ser parte de mí”.

Se convirtieron en la familia perfecta

Associated Press / AP/East News

La pareja tuvo dos hijas, que se sumaron a las dos hijas que Sam tenía de su primer matrimonio. Dieron la bienvenida a su primogénito cuando la directora tenía 43 años. Durante el embarazo, el joven futuro padre reveló que no estaba nervioso porque ya había experimentado ser padrastro de las hijas mayores de Sam.

Aaron nunca pierde la oportunidad de alabar a la madre de sus hijos y expresar lo buena que es como modelo a seguir. Señaló: “Quiero decir que su mamá es una de las mujeres más fuertes e independientes que conozco”.

Renovaron sus votos

Parece que el tiempo hace que esta extraordinaria pareja se enamore aún más. En junio de 2022 decidieron celebrar sus 10 años de matrimonio y reafirmar su adoración mutua renovando sus votos matrimoniales.

Un día después, el actor compartió estas dulces palabras en las redes sociales: “Ayer fue el día más hermoso, el solsticio de verano, nuestro décimo aniversario [...]. Estamos bendecidos más allá de lo que se pueda creer”. Y añadió: “¡Sammy, eres mi amor, mi vida, mi alma gemela, mi esposa, mi mundo!”.

¿Cuáles crees que son los aspectos positivos y negativos de las diferencias de edad en las parejas?

Imagen de portada Associated Press / AP/East News
Ahora lo vi todo/Relaciones/La historia de Sam y Aaron Taylor-Johnson, que prueban que el amor no tiene edad
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos