Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

17 Personas cuyos sueños podrían convertirse en una película ganadora de un Óscar

Los sueños nos permiten vivir grandes experiencias mientras dormimos, desde aparecer en tu serie de televisión favorita hasta convertirte en una flor de verdad. Al momento de soñar, todo es posible, y aunque la mayoría del tiempo olvidamos lo que vemos al descansar, algunas historias se sienten tan reales que nunca desaparecen de nuestra mente.

En Ahora lo vi todo encontramos a personas que recuerdan claramente algunos de sus sueños y reunimos sus anécdotas aquí para que puedas ver la capacidad de imaginación que tienen al dormir.

  • Antes no me gustaba Antonio Banderas, pero una vez tuve un sueño tan bonito donde “los malos” me perseguían y él, al estar enamorado de mí, me salvaba de todo peligro y me abrazaba muy cariñosamente. A partir de ese día, lo vi con otros ojos, como si hubiese sido mi novio en otra vida. © Socorro Facio / Facebook
  • Hace unos años se nos extravió Bobby, un perrito que queríamos mucho, y no teníamos idea de dónde podría estar. Una noche soñé que iba en el bus a un lugar que está a unos 30 km de mi casa, y cuando miré a un lado, estaba Bobby en el patio de una casa. Y así como lo soñé, sucedió días más tarde. Entonces fuimos en el carro y lo recogimos. © Nohemy Gonzalez / Facebook
  • Una noche, tratando de imaginar una flor hermosa, me empecé a dormir y soñé que se convertía en una flor seca y marchita. Después traté de soñar con una mujer hermosa, pero se comenzó a convertir en una calavera con gusanos horripilantes. Luego traté de imaginar un árbol hermoso y se secó como en una película de terror. Al final me desperté y ya no pude dormir más. © Patty Arreola / Facebook
  • Tengo un sueño recurrente desde niña: hay dos barriles en medio del desierto, solo se ve arena y cielo, nada más. En un barril estoy yo y en el otro, un ser maligno. Lo sé porque oigo la voz de mi abuela llamándome y yo le digo que haga silencio, que no voy a salir porque ese ser está en el barril de al lado. © Mariana Bulsara / Facebook
  • Una vez soñé que pasaba por unos lugares tan bonitos, con jardines de mansiones de esas que se suelen ver en las películas. Veía calles de piedra, fuentes de agua y paredes cubiertas con enredaderas. Resulta que un tiempo después, pasé por un sector que tenía esas mismas características y vi todas las cosas descritas. No tal cual como en el sueño, pero sí sentí lo mismo que en mis sueños, me sentí especial. © Viancy Paniagua / Facebook
  • Una vez soñé que había un eclipse, la noche estaba oscura y se podían ver perfectamente las estrellas. Sacamos un colchón y nos acostamos en medio del campo a mirarlas. En un momento hubo una lluvia de estrellas, pero no llegaban al suelo, porque nuestro caballo se las comía, una por una. © Evelyn Sanhueza / Facebook
  • Desde hace unos 2 años y un poquito más, tengo un sueño repetitivo. Sueño con un hombre alto, atlético, aparentemente guapo, y un niño de 7 años, en un lago hermoso y frondoso, lleno de árboles muy altos y muy verdes. Ese hombre siempre ha estado de espaldas, he logrado verlo de perfil, pero desde lejos, muy lejos, y siempre está vestido muy elegante. El niño, de traje gris y corbata, y yo... yo siempre llego al lago a buscarlos con un vestido gris de seda precioso. Cuando estoy subiendo las escaleras del puente hacia la orilla del lago, le toco el hombro a dicho caballero, y ahí me despierto. Siempre me despierto.
    Hay muchos datos curiosos en ese sueño. Entre otros, ya tengo un hijo que tiene 2 años, y el hombre que es mi prometido hoy en día tiene el porte de ese caballero. Hay algo más curioso aún: el hombre de mi sueño tiene el cabello gris, como mi prometido. A él lo conocía solo de vista hace 5 años. Es mi novio hace solo meses, y no he vuelto a soñar eso. ¿Será que debo esperar 5 años más para que mi hijo tenga 7 y confirmar mi sueño? © Quatt Sami / Facebook
  • Cuando era chica, era normal soñar que me despertaba y seguía soñando. Era algo así como soñar que me despertaba, acostada en la cama, y pasaba algo que me asustaba, y volvía a despertar. Hacía lo mismo que en el anterior, pero pasaba otra cosa y volvía a despertar. Y así sucesivamente 7 veces más o menos. Cuando realmente me despertaba, no sabía si era real o un sueño. La verdad, era horrible. © Priscila Grimaux / Facebook
  • En 2011 estaba por operarme de un tumor cerebral. Iba caminando descalza, con un vestido corto, tipo bata de hospital. No sentía ni frío ni calor, lo único que sabía es que iba al cementerio. Estaba anocheciendo y, al llegar al cruce de dos avenidas, vi en la parada del autobús una sombra, porque ya estaba oscuro. No miré bien, pero sabía que era mi papá, quien murió en 2000. No sé por qué, pero no quería que me viera así. Al tratar de cruzar, me caí y me desperté. Estaba segura de que iba a morir. © Patricia Luna / Facebook
  • Mi sueño más raro fue predecir algo minutos antes de que sucediera. Fue tan raro que yo estaba segura de que ya había pasado, pero apenas estaba sucediendo. Otro es que desde hace 2 semanas estoy soñando que duermo con un desconocido, a tal punto que ya varias veces me desperté asustada, hasta que reacciono y me doy cuenta de que es mi esposo. Lo más raro es que cada noche es lo mismo. No sé por qué. © Mayte Gonzalez / Facebook
  • El mío fue una premonición. De niña y adolescente, soñaba frecuentemente que estaba sumergida de la cintura para abajo en agua sucia y con fango. La gente me decía que eso significaba enfermedad, y a los 30 años me enfermé, estuve 4 años en una silla de ruedas y requiriendo operaciones de columna. Pero después de recuperarme, noté que ese sueño no volvió jamás. © Elena Alarcón Zarco / Facebook
  • A un día de dar a luz, ya tenía contracciones. Dormí un poco y en mi sueño estaba acostada en la cama cuando, de repente, me rodearon como 5 o 6 extraterrestres altos con ojos grandes y sin boca. Veían que estaba sufriendo por los dolores y me introducían una esfera azul en el vientre. No sentí miedo ni dolor, y después se fueron. Me desperté y ya mi niño estaba por nacer. Cuando salí del hospital y llegué a casa, soñé lo mismo, pero ahora sacaban la esfera azul y se iban. Fue muy extraño. © Daniela Lestrange Monreal / Facebook

¿Has tenido algún sueño loco que aún recuerdes? ¿Qué fue lo que sucedió?

Ahora lo vi todo/Historias/17 Personas cuyos sueños podrían convertirse en una película ganadora de un Óscar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos