Ahora lo vi todo
Ahora lo vi todo

11 Protagonistas de famosas telenovelas que cambiaron notablemente de principio a fin

En las telenovelas nunca faltan las chicas inteligentes, amables y de buen corazón, pero inseguras con su físico. Amigas, hermanas y profesionales de la belleza les hacen de hadas madrinas y, a lo largo de la trama, las ayudan a resaltar su belleza y a recuperar su confianza, con la que luego las protagonistas les dan una lección a esos que se pasaron de listos con ellas.

En Ahora lo vi todo nos encantan las telenovelas, por eso armamos esta lista con algunos de los cambios más memorables y extremos que experimentaron las actrices dentro de producciones de la pantalla chica.

1. Alicia Gutiérrez López/Maite Perroni — Antes muerta que Lichita

Maite Perroni personificó a Alicia Gutiérrez, una asistente que llevaba 8 años trabajando en una agencia de publicidad. Su personalidad amable y servicial le pasaba la cuenta, pues muchos se aprovechaban de eso para exigirle que hiciera tareas extra, como buscar el café, sacar copias, trabajar horas de más y culminar las labores pendientes de otros. También tuvo que lidiar con burlas por su apariencia física y su vestimenta, hasta que tomó la decisión de cambiar para por fin ser respetada por todos.

2. Valentina Villanueva/Natalia Streignard — Mi gorda bella

Natalia Streignard interpretó a Valentina, una chica con problemas de peso que pertenecía a una familia adinerada. Ella tuvo que lidiar con varios obstáculos, como la inesperada y extraña muerte de sus padres, y con Olimpia, la esposa del tío que la cuidaba, quien deseaba quedarse con toda su fortuna. En un viaje a España, Valentina cambió radicalmente y volvió a Venezuela para vengarse por todo el daño que le habían hecho, pero bajo una nueva identidad, la de Bella de la Rosa Montiel. Para este papel, Streignard hizo una dieta para aumentar algunos kilos, y además tuvo que cargar con un traje pesado y caluroso que creaba la impresión de que tenía una gran contextura.

3. Beatriz Pinzón Solano/Ana María Orozco — Yo soy Betty, la fea

Ana María Orozco se metió en la piel de Betty, una brillante joven economista de apariencia poco atractiva que trabajaba como secretaria de presidencia en una empresa llamada Ecomoda. La chica se enamoró de su jefe, Armando, pero luego de un sinfín de situaciones, terminó decepcionándose de él. Pronto renunció a ese trabajo y comenzó otro vínculo laboral con una asesora de moda que la ayudó en su proceso de transformación. En un giro inesperado, Beatriz terminó haciéndose con la presidencia de Ecomoda y salvando a la compañía de su quiebra. Además, descubrió que Armando sí estaba enamorado de ella, por lo que tiempo después se casó con él.

4. Marianela Ruiz y de Teresa Pavón/Ariadne Díaz — Llena de amor

Esta fue una adaptación de Mi gorda bella, donde la protagonista, Marianela, luchaba con el sobrepeso y con el dolor de estar lejos de su madre. La protagonista enfrentó un sinnúmero de desplantes por parte de su familia, hasta que conoció a Emanuel, un publicista que la ayudó en muchas de sus aventuras. Al igual que en la trama original, la joven se desilusionó del amor, lo que la motivó a cambiar y a bajar de peso. Con su nueva figura, decidió aparecer en la vida de quienes tanto daño le habían hecho y vengarse, bajo la identidad de Victoria de la Garza Montiel.

5. Lorena Gaitán Roca/Mariana Garza — Alcanzar una estrella

Esta telenovela juvenil mostraba la vida de Lorena, una chica talentosa, dulce e inteligente, pero insegura de sí misma. Su amor platónico era Eduardo Casablanca, un actor y cantante que conoció durante la presentación de su último disco. La chica inventó una fantasiosa relación con él, hasta que sus compañeras la descubrieron para luego acosarla. Lorena se deprimió luego de ese episodio, pero comenzó a mantener contacto con el cantante, quien empezó a ayudarla con su carrera musical.

6. Leticia Padilla Solís/Angélica Vale — La fea más bella

Esta producción fue una adaptación de Yo soy Betty, la fea, cuya protagonista, Leticia, una brillante y capaz profesional, no cumplía con los estereotipos de belleza. A pesar de ello, comenzó a trabajar en una productora de videos, donde se encontró con varios problemas. A medida que la trama fue avanzando, Lety viajó a Acapulco, donde conoció a un chef que la ayudó en su transformación como “Aurora Mayer”. Pronto tuvo que volver para salvar a la productora y decidirse entre el amor de dos hombres. El capítulo final fue uno de los más vistos de entre los melodramas de Televisa.

7. Maricruz/Ana Brenda Contreras — Corazón indomable

Se trataba de una joven analfabeta que vivía con su abuelo en un lugar humilde. Maricruz desconocía que en realidad se llamaba María Alejandra Mendoza Olivares, y era hija de Alejandro, un hombre millonario. De a poco fueron entrelazándose situaciones adversas para la protagonista, como la muerte de su abuelo y el haber terminado en la cárcel por un robo que no cometió. Además, terminó trabajando en la casa de su padre, aunque este no sabía que se trataba de su hija. Aun así, le encargó la administración de sus negocios y la transformó en una hermosa dama de sociedad. De esa forma, la chica adquirió una doble identidad con el fin de vengarse por todo el daño que le habían hecho.

8. María Hernández/Thalía — María, la del barrio

Thalía interpretó a María Hernández, una recolectora de basura de familia humilde, quien se quedó sola tras la muerte de su madrina. Ella terminó trabajando en el hogar de una familia adinerada, pero era rechazada por algunos de sus miembros. Sin embargo, de a poco, la joven comenzó a ganarse la confianza de quienes vivían en la casa y a tomar clases de etiqueta, pues ellos buscaban transformarla en una mujer de buenos modales. La protagonista también tuvo que sobreponerse a la envidia de Soraya (Itatí Cantoral), una de las antagonistas del melodrama.

9. Betty Suárez/America Ferrera — Ugly Betty

Esta fue la versión estadounidense de Yo soy Betty, la fea, donde Betty, a pesar de su inteligencia y su buen corazón, era rechazada por su aspecto. Ella encontró un trabajo en una editorial de moda, y allí forjó una gran amistad con su jefe. La chica tuvo que lidiar con problemas para poder brillar dentro de la empresa y otras situaciones familiares, como el estado migratorio de su padre en Estados Unidos. El personaje fue evolucionando por su cuenta y no por amor, lo que hizo de esta historia una versión bastante diferente de la original.

10. Xóchitl Martínez/Kika Edgar — Porque el amor manda

Kika Edgar interpretó a una chica ingenua y noble, quien no tardó en transformarse en una persona celosa y obsesiva. Y eso porque se enamoró de Jesús, el protagonista de la historia, quien en realidad iba detrás del amor de Alma (protagonista). A pesar de eso, Xóchitl demostró tener mucho talento sobre el escenario, donde desaparecían sus temores y se convertía en “Natasha”.

11. Lucía/Michelle Vieth — Soñadoras

Michelle Vieth se puso en los zapatos de Lucía, una de las cuatro soñadoras. Ella era una joven avergonzada de su ingenua y poco agraciada apariencia: usaba lentes y optaba siempre por llevar el pelo relamido, pero, con la magia del maquillaje y las tenazas de cabello, ganó confianza en sí misma. Su transformación dejó boquiabiertos a más de uno de sus compañeros y futuros galanes en la trama.

¿Recuerdas algún otro cambio de look de una telenovela? ¿Cuál?

Ahora lo vi todo/Espectáculo/11 Protagonistas de famosas telenovelas que cambiaron notablemente de principio a fin
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos